A la luz unas polémicas fotos del príncipe Andrés rodeado de mujeres

Por si la reina Isabel II de Inglaterra no tuviese suficiente con el desplante de su nieto, el príncipe Harry, que ha decidido romper de un plumazo con la tradición familiar de pasar juntos las Navidades y largarse a Los Ángeles para estar con la de su mujer, Meghan Markle, el príncipe Andrés vuelve a protagonizar otro escándalo. Uno que le ha costado que la monarca le retire el apoyo institucional que, con mucha paciencia, había mantenido hasta la fecha.

El pasado fin de semana, concedía una entrevista en la BBC para dar su versión sobre la relación que le unía a Jeffrey Epstein, que apareció ahorcado hace unos meses en una cárcel de Nueva York mientras permanecía a la espera del juicio por tráfico sexual de menores.

¿En qué momento le pareció una buena idea alojarse en la casa de un condenado por delitos sexuales?“, le preguntó el entrevistador. Él respondió que, en ese momento, le pareció que era un buen lugar para quedarse. “Pero me pareció que fue algo honorable y apropiado en ese momento. Y admito que mi juicio se vio probablemente influenciado por mi tendencia a ser demasiado honorable, pero así fue”, añadía en una versión de los hechos que no ha convencido a nadie.

Por si fuera poco, este lunes, el ‘Daily Mail’ publicaba unas fotos suyas de fiesta y rodeado de varias mujeres. Unas instantáneas que avivaban el fuego de la polémica y que restaban la poca credibilidad que pudieran tener esas declaraciones con las que se trataba de limpiar su imagen de cara al pueblo británico.

Las fotos corresponderían a una serie de fiestas celebradas en Saint-Tropez a finales de la pasada década organizadas por Claude Ott, empresario del sector del vino. Una de ellas, como apunta el diario inglés, habría sucedido tan solo unas semanas antes de que Epstein admitiese que traficó con una menor y comenzara ese periplo judicial que terminó con el multimillonario en la cárcel y, poco antes de someterse a juicio, suicidándose.

Tras declarar en la BBC que el no era “el príncipe de la fiesta” y que no se rodeaba de mujeres, el ‘Daily Mail’ podría haber desmontado su versión poniéndole de nuevo en jaque mientras Sarah Ferguson parece ser el único clavo ardiendo al que puede seguir agarrándose.

Fuente: Leer Artículo Completo