Alberto y Paola de Bélgica, vacunados contra el coronavirus

Los reyes eméritos de Bélgica, Alberto y Paola, han recibido este jueves la vacuna contra el coronavirus. Ha sido en centro de vacunación que les corresponde, el habilitado en el recinto ferial de Bruselas, Brussels Expo, donde han aguardado que les llegara su turno junto a otros pacientes que, como los reyes, también esperaban para recibir su dosis correspondiente y comenzar así el proceso de inmunización frente al Covid-19.

Han sido fotografiados como dos pacientes más: poniéndose gel desinfectante a la llegada a las dependencias del recinto ferial de Bruselas, sentados con sus respectivas mascarillas y esperando pacientes a la llamada y vestidos de una manera muy informal. Alberto II, con chaqueta de lana, polo y pantalón de pana; mientras que Paola ha llevado un abrigo azul marino, jersey rojo, vaqueros, zapato plano y bolso grande estilo bandolera.


El rey Alberto II tiene 86 años y la reina Paola, 82. A pesar de la diferencia de edad, ambos se encuentran en el grupo que corresponde a mayores de 80, de ahí que los padres del rey de los belgas, Felipe, hayan podido acudir juntos a recibir la vacuna. Los reyes eméritos, con algunos problemas de salud, llevan tiempo fuera de la escena pública con alguna aparición esporádica como durante el tributo en la cripta real a los miembros de la familia real fallecidos el pasado mes de febrero o cuando se fotografiaron, en octubre de 2020, con la princesa Delphine en el castillo de Belvedere, residencia de los antiguos reyes belgas en Laeken, después de que el rey reconociera que es su padre tras años de litigios.

“Después de la confusión, el sufrimiento y las heridas, llega el momento del perdón, la curación y la reconciliación. Será difícil y se necesitará paciencia, pero hemos decidido emprender juntos este nuevo camino”, dijo la Casa Real en un comunicado en el que confiaba en abrir así “un nuevo capítulo, rico en emociones, tranquilidad, compresión y esperanza”, sentimientos de los que sabe la reina Paola que en otra época se le conoció con el sobrenombre de princesa rebelde e incluso contempló el divorcio. Los años moldearon a la pareja y el tiempo los fue uniendo. Fue antes de que, contra todo pronóstico, Alberto se convirtiera en rey y Paola en consorte tras el fallecimiento en 1993 del rey Balduino en su casa de Motril. Su reinado se prolongó durante dos décadas hasta la abdicación en 2013 en el rey Felipe.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo