Alessandro Lequio vuelve destrozado al trabajo y ofrece sus primeras palabras tras la muerte de su hijo

Alessandro Lequio ha pasado unos días infernales tras haberse enfrentado a la muerte de su hijo Álex. El joven fallecía el pasado 13 de mayo, a los 27 años, tras una dura lucha contra el cáncer. Alessandro y su ex, Ana Obregón, se han arropado el uno al otro durante estos días tan duros, pero el conde ha decidido, este miércoles, volver a su trabajo en Telecinco. Y así, con la cabeza gacha y muy serio, es como accedía a las instalaciones de la cadena de Fuencarral para reincorporarse a su trabajo en ‘El programa de Ana Rosa’.

A pesar de todo, Alessandro encontraba el valor y la fuerza para vestirse de punta en blanco, como acostumbra, con americana y camisa, después de unos días en los que le hemos visto no separarse de las camisetas de su hijo, que él mismo se ha puesto para sentirle más cerca. Sin duda, el fallecimiento del joven, después de una lucha tan larga, ha trastocado a los padres, pero también a su novia y a su hermano, que le han dado su particular adiós también a través de las redes sociales.

“Gracias”, ha dicho Aless nada más ser bienvenido en el programa. Visiblemente más demacrado y delgado pero, finalmente, con una sonrisa en los labios, se ha incorporado junto a Ana Rosa, que pedía estar en la sección del ‘club social’ para acompañarle en su primer día. “Os veía”, les ha dicho a sus compañeros, sin querer entrar en el tema de su hijo y dispuesto a darlo todo -más calmado que de costumbre, eso sí- hablando de ‘Supervivientes’.



Sin duda, una vuelta esperada por todos, especialmente por sus compañeros, que saben de primera mano lo que ha vivido Alessandro con su hijo durante todos estos años de lucha, y es que el colaborador está dispuesto a recuperar su rutina profesional para intentar paliar ese dolor. Todo ello a diferencia de Ana Obregón, que desde que enterró a su hijo se ha encerrado en su casa de La Moraleja (Madrid) y no se ha vuelto a dejar ver desde que despidiera en redes a Aless.

Fuente: Leer Artículo Completo