Andrés, Eduardo (con Sofía de Wessex entre lágrimas) y Carlos visitan a Isabel II mientras Harry planea viajar a Londres

Los hijos de la reina Isabel la arropan tras el fallecimiento del duque de Edimburgo. El príncipe Carlos viajó hasta el castillo de Windsor el viernes nada más conocer la noticia de la muerte de su padre y allí permaneció hasta la noche. Se cree que condujo desde Highgrove para estar junto a su madre, que continúa confinada en Windsor, donde ha estado acompañada hasta ahora por el príncipe Felipe que dejó su casa de campo de Norfolk para volver a vivir con la reina como no hacía desde su retirada de la vida pública en 2017.

Este sábado, el príncipe Andrés, que vive en las inmediaciones de Windsor, el príncipe Eduardo y Sofía de Wessex han visitado a la monarca en el castillo. "La reina ha sido increíble", ha dicho la condesa desde el coche visiblemente emocionada a los periodistas que cubren los acontecimientos que rodean a la familia real británica.

Alrededor de una hora ha pasado el hijo menor de la reina y el duque de Edimburgo y su mujer junto a la monarca tratando así de acompañarla y consolarla en un momento tan duro como este: el adiós a quien ha sido su marido durante 73 años. Los condes de Wessex, sobre quienes se especula podría recaer el ducado de Edimburgo, han agradecido a los ciudadanos el cariño que están demostrando. A pesar de las recomendaciones sanitarias, los británicos están llorando al príncipe a las puertas de las residencias reales donde homenajean al longevo duque y depositan ofrendas florales que los funcionarios reales retiran como parte de las medidas anticovid afirmando que las llevarán a Windsor y Buckingham en memoria del príncipe por quien se han decretado siete días de luto nacional.

Mientras se prepara el funeral por el duque de Edimburgo que podría ser en privado en la capilla de San Jorge el próximo sábado ante solo 30 familiares, el príncipe Harry organiza su regreso al Reino Unido. Un viaje precipitado, ya que entre sus planes estaba volver pero algo más adelante para celebrar los 95 años de la reina -los cumple el próximo día 21-, los 100 del duque y asistir a la inauguración de la escultura de la princesa Diana el 1 de julio junto al príncipe Guillermo en el que hubiera sido el 60 cumpleaños de Lady Di. Lo más probable es que Meghan no le acompañe en esta ocasión.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo