Bulimia, alcoholismo y homofobia: Tiziano Ferro se sincera sobre los momentos más duros de su vida

El nombre de Tiziano Ferro se hizo un hueco en las listas de éxitos musicales en los años 90. Por entonces, tan solo era un joven desconocido que comenzaba a despuntar. Y, como tanto otros, prefirió dejar a un lado los capítulos más oscuros de su vida. Enterrar esos episodios dolorosos. Porque los tiene: los fue confesando con el paso del tiempo, cuando ya no estaba en la cresta de la ola y podía dar una visión más humana de sí mismo.

Ahora, el artista ha decidido juntar todos esos momentos complicados y contarlos en un documental que ya ha lanzado Amazon Prime Video y que ha generado que se hable, de nuevo, de las etapas en las que Tiziano tuvo que luchar contra problemas tan graves como el alcoholismo o la bulimia, pero también aquella en la que tuvo que ocultar su homosexualidad por miedo a las consecuencias que pudiera traerle a su carrera.

Nadie se atrevía a decirme que tenía un problema con el alcohol”

En España y en Italia no se habla de alcoholismo. Eso hace que se esconda muy bien. Yo creo que a mí muchas personas me vieron muy mal; acabé en hospitales, tuve accidentes y viví situaciones límite, pero nunca nadie se atrevió a decirme que tenía un problema”, explicaba en una entrevista previa al lanzamiento de ese documental del que todo el mundo habla.

También explica cómo fue víctima del acoso escolar por un sobrepeso que le llevó a parar la báscula en los 100 kilos y que desencadenó que cayera en la bulimia. Posteriormente tuvo que hacer frente a su ascenso meteórico: “Me convertí en una persona súperfamosa a los 21 años, pero a esa edad no sabes ni quien eres. Sobre todo si llegas desde un pueblo pequeño como el mío construido desde la acción de Mussolini en el que nunca se había oído hablar de la igualdad y el respeto”.

Ferro explica por qué se ha lanzado a realizar el documental. La razón no es otra que le necesidad de liberarse del todo: “La verdad te libera de ser bipolar forzosamente. Si te salvas tú puedes salvar a otras personas. Los artistas que me han cambiado la vida son los que se han entregado hasta la sangre. Yo quería ser de esos que han creado controversia con su música y sus palabras, sin miedo”.

Un miedo, por ejemplo, a confesar su orientación sexual. Algo que hizo unos meses después de que lo hiciera Ricky Martin, desafiando a los temores de la homofobia: “Todo ayuda, porque si no tenemos ejemplos, no tenemos espejos para no sentirnos solos. Vivimos en un mundo en el que no se valora lo suficiente el peso de los derechos civiles. Espero que mi generación sea la última que haya vivido la dureza de un régimen excesivamente homófobo“.

Fuente: Leer Artículo Completo