Carlota Prado relata, al detalle, el presunto abuso sexual que sufrió en ‘GH Revolution’

Han pasado casi dos años desde aquella desagradable y condenable escena que se vio en ‘GH Revolution’. Aprovechando que Carlota Prado no se encontraba en plenitud de facultades, quien se supone que era su pareja dentro de la casa, José María López, habría abusado sexualmente de ella. Las imágenes eran tan evidentes, que la organización del ‘reality’ no dudó ni un segundo en expulsarle por “conducta intolerable”.

Sin embargo, parece que no fueron todo lo rápidos que hubiese deseado su víctima. Es ella misma quien ahora ha decidido hablar con ‘El Confidencial’ y dar más detalles de aquel episodio de lo que fue el momento más complicado que guarda en su memoria y que, como reconoció hace unos meses, no le ha permitido rehacer su vida con normalidad.

“Evidentemente no me gusta que me metan mano… Lo que está pasando en ese momento ya es suficiente como para tomar cartas en el asunto, algo que ‘GH’ no hizo”, revela Carlota en el mencionado medio, en el que añade, a modo de crítica al programa: “Las imágenes que ofrecen no son un primer plano de lo que estaba sucediendo, alguien en las redes sociales lo encontró y aumentó el espacio en el que estábamos esa persona y yo. Digo esa persona porque me resulta imposible decir su nombre”.

Es entonces cuando procede a relatar los hechos como los vivió: “De camino al baño, noté cómo se me caía la ropa interior al suelo porque no estaba bien puesta. Llevaba unos pantalones de pijama que no recordaba haberme puesto, pero en ese momento no presté atención a ese detalle tan importante”. Prado asegura que esa escena dura “casi 10 minutos y se ve perfectamente que se aprovecha de mí en la habitación y que yo estoy inconsciente”.

Es mi cuerpo el que sale ahí, inconsciente y violado”

“Si me llegan a preguntar, hubiera dicho que no. Yo no hubiese querido tener para el resto de mi vida esa mierda en la cabeza”, se refiere tanto al presunto abuso en sí como a la emisión de las imágenes. “Es mi cuerpo el que sale ahí, inconsciente y violado. Me da exactamente igual que en el Código Penal ponga que una violación es con violencia y un abuso sexual sin violencia”, explica.

También habla de las preocupaciones que le invadieron en ese momento: “Mi preocupación en ese momento era saber si había riesgo de estar embarazada. Volví a la sala en la que él estaba, se lo pregunté y me dijo que no llegó a terminar. Todo esto no está grabado, porque no estábamos en la casa y no había cámaras, pero él sabe perfectamente que tuvo esta conversación conmigo”.

Fuente: Leer Artículo Completo