Carmen Borrego: todos los rincones de su casa

Carmen Borrego nos ha invitado a su casa. A nosotros y a todos los espectadores que hayan seguido la última edición del concurso ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’ (Cuatro). Tras las cenas de Dioni, Bibiana Fernández y Víctor Sandoval, le llegaba el turno a la pequeña de las Campos. Como anfitriona, Carmen sacó la vajilla de gala y preparó una mesa perfecta, adornada con flores y unas originales copas pintadas.

Pero vamos paso a paso. La primera estancia de la casa de la colaboradora televisiva en la que nos ‘colamos’ fue en su cocina. En tonos rojos, blancos y metalizados y a la que no le falta detalles. Se nota que a Carmen le gusta la cocina con varios tarros de especias, dos fregaderos y todo tipo de utensilios. De hecho, a lo largo de la cena presumió de hacer unas croquetas y un salmorejo que todo el mundo alababa.

Luego entramos en el baño. Carmen tenía que retocarse para recibir a sus invitados y nos dejó ver una de las estancias más íntimas de su hogar, con unas llamativas cortinas de flores moradas, a juego con los azulejos multicolor que separaban la ducha.

Antes de pasar a la mesa del salón, Carmen preparó un aperitivo en otra de las estancias de la casa, con un precioso y enorme sofá de terciopelo beige lleno de cojines a juego y una mesa baja. Al fondo puede verse una lámpara y una foto de la graduación de su hija.

Y pasamos a la mesa, que ya hemos descrito, adornada con flores y con cómodas sillas de piel marrón. En la pared se aprecia un cuadro a tamaño mural y una estantería y una ventada.

Tampoco pasó desapercibido el gran aparador que Carmen tiene en el salón. Un mobiliario que uno de sus invitados, Víctor Sandoval, como una “casa muy Campos”.

El colaborador televisivo y Bibiana Fernández nos permitieron conocer las fotos más íntimas de la hija de María Teresa Campos. En una de ellas aparecen sus padres de jóvenes, otra con su madre y su hermana Terelu Campos; y otra de su boda.

Pero no fue la decoración de su casa lo que hizo que Carmen se proclamase vencedora de su edición, ni tampoco el dúo flamenco que llevó (que actuó en su boda), por lo menos a Víctor Sandoval.

Sino la cena que preparó. En la que contó con una ayuda muy especial: la del chef Mario Sandoval y la de payasín. Carmen Borrego invitó a su ‘enemigo’ para demostrar que ella tiene sentido del humor y hacer las paces con este ‘terrorífico’ personaje. Payasín incluso le ayudó a terminar de preparar el postre.


Fuente: Leer Artículo Completo