Cristian Toro y Susana Salmerón, romántica boda en Galicia

El piragüista Cristian Toro y la que hasta hace unas horas era su novia, la enfermera Susana Salmerón, se han dado por fin el ‘sí, quiero’ en una preciosa boda celebrada por todo lo alto junto al mar. El enlace ha tenido lugar en la finca La Atlántida, ubicada en el municipio pontevedrés de O Grove. Hasta allí se han trasladado muchos de los familiares y amigos de la pareja, como son el también piragüista Javier Hernanz o la nadadora Mireia Belmonte. Precisamente, ha sido Hernanz el encargado de compartir en sus Stories de Instagram algunos vídeos del enlace, gracias a los cuales hemos podido ver la emoción contenida de los dos contrayentes. Toro llegaba al altar cogido del brazo de su madre para esperar impaciente a la novia, la cual aparecía poco después luciendo un favorecedor vestido blanco combinado con un extenso velo que le han tenido que colocar entre varias personas.

En este día tan especial para la pareja, que lleva cuatro años de relación, no podía faltar Alejandro, el hijo que tuvieron hace dos años. El pequeño ha vivido la ceremonia muy de cerca, acompañando a su padre, quien lo llevaba cogido en brazos, en su paseo hacia el altar.

Con respecto al enclave escogido para el enlace civil, cabe destacar que Toro y Salmerón tienen un fuerte vínculo con Galicia. Pese a que el conocido deportista, que saltó a la fama por su participación en ‘MYHYV’ y su posterior noviazgo con Irene Junquera, nació en Venezuela, se ha criado en Viveiro (Lugo). Por su parte, Susana, madrileña de nacimiento, vivió durante muchos años en Galicia debido al trabajo de su padre.

De esta manera, Toro y Salmerón ven cumplido su sueño de contraer matrimonio después de que tuvieran que aplazar el enlace, que en un principio iba a tener lugar el 26 de mayo del año pasado, por culpa de la pandemia por coronavirus.

Una pedida de mano muy especial

En 2018, después de ganar la medalla de plata en el Mundial de Piragüismo, Cristian Toro sorprendió a su novia, por aquel entonces embarazada de seis meses, y le propuso matrimonio delante de todos los presentes. “Estoy acostumbrado a los nervios, porque compito, pero ahora estoy más nervioso que nunca”, dijo, micro en mano, tras bajarse del podio. “¿Quieres casarte conmigo?”, le preguntó a su chica mientras le entregaba el anillo de compromiso. Una romántica estampa que acabó con la pareja llorando y fundida en un abrazo.


Fuente: Leer Artículo Completo