Cruce de insultos y reproches entre Álex Casademunt y Juan Camus

Han pasado casi 20 años desde que Álex Casademunt y Juan Camus se conocieran en la Academia de ‘Operación Triunfo’ (el reencuentro de los ‘triunfitos’), en aquella primera edición del ‘talent’. Su relación fue siempre tirante. En el concurso y en el transcurso de todos estos años en los que sus carreras han discurrido por sendas muy diferentes. Ahora, la guerra pública ha estallado.

Era Casademunt quien golpeaba primero. Fue en ‘Zippi zapping’, de TevéCat, donde realizó unas declaraciones que ya se sabía que iban a caer como una bomba en los oídos del que fuera su compañero de concurso. “Desde luego, conmigo y con otros él no tiene relación“, manifestaba tras haberle definido como un “fantasma”.

La respuesta no se ha hecho esperar. Camus ha recurrido a su cuenta de Instagram para dar réplica a esa falta de respeto. Lo ha hecho con un texto colgado en sus ‘stories’ en el que deja ver su enfado: “Me parece muy triste ver tu entrevista en televisión y que, después de tantos años, vengas ahora a insultarme públicamente sin venir a cuento. Es la segunda vez que lo haces públicamente y esta vez te respondo muy educadamente”.

Si necesitas dinero y no tienes suficiente con los derechos de autor de ‘Mi música es tu voz’, que muy generosamente te cedimos Naím Thomas y yo y que todavía sigues cobrando, no te preocupes, que yo te lo mando, pero no tienes por qué insultar”, añade Juan, que se despacha a gusto con él.

Y añade una posdata: “A Javián le pagué un hotel porque me estaban reformando la casa. Él venía con su mujer y quería que estuvieran cómodos y con intimidad. Gracias a Dios, me van muy bien las cosas y no me tengo que inventar nada porque, entre otras cosas, ser licenciado en Empresariales me ha sido de una gran ayuda. Por cierto, tienes que escuchar mi último ‘single’, ‘Karma'”.

Unas palabras que son la respuesta a estas otras de Casademunt en el mencionado programa de televisión: “Cuando habla parece que sea el Donald Trump londinense… y a Javián no le enseñó ni la casa, ni su lugar de trabajo ni los coches que decía tener. Con todos mis respetos, es un fantasma, y con todas las letras lo digo”.


Fuente: Leer Artículo Completo