De Versace y haciendo un dueto con su hija Emme, Jennifer Lopez y Shakira arrasan en la Super Bowl

Coreografías espectaculares, looks de auténticas divas, grandes éxitos en inglés y español y la aparición estelar de la hija de Jennifer Lopez sobre el escenario. La actuación de la Super Bowl de anoche, protagonizada por Shakira y Jennifer Lopez tuvo todos los ingredientes para ser calificada como una de las mejores de la historia de este espectáculo, que congrega frente al televisor a millones de aficionados.

Ambas artistas tenían la misión de llevar el poder femenino y latino al escenario y lo bordaron. Cantando algunos de sus temas más conocidos, como Whenever, Wherever, Shakira fue la primera en romper el fuego sobre el escenario del Hard Rock Stadium de Miami. Con un espectacular top y falda a juego en color rojo, sus primeros bailes fueron solo el presagio de que la noche iba a ser memorable.

Tras sus primeras canciones, fue Jennifer Lopez quien hizo una aparición estelar con una voluminosa falda rosa que rápidamente se quitó para dejar ver un espectacular look de cuero negro con tachuelas firmado por Versace. Desde hace décadas, la relación entre Jennifer y la casa de moda italiana no ha dejado de dar looks icónicos y este promete sumarse a esta lista.

La cantante de origen puertorriqueño cantó también algunos de sus éxitos y se le unió J. Balvin. Pero el momento estelar fue la aparición de su hija Emme, nacida de su relación con Marc Anthony y que ha heredado la vena artística de sus progenitores. Emme, vestida de blanco sobre el escenario y acompañada de un coro de niñas, interpretó Let’s get loud con Shakira a la batería vestida de dorado. J.Lo. hizo (de nuevo) una aparición estelar vestida con un gran abrigo de plumas con la bandera americana por fuera y la puertorriqueña por dentro y, debajo, un sensual look transparente con aplicaciones plateadas, también de Versace, que dejaba poco a la imaginación. Sin duda el momento más emocionante de la noche que quedará grabado en la historia de la Super Bowl.

Lopez y Emme se marcaron un dueto en el que también sonaron los acordes de Born in the USA y después fue Shakira quien volvió a tomar el control del escenario para recordar porque su Waka Waka dio la vuelta al mundo hace una década. Las dos divas cerraron el espectáculo con un baile que demostró porque siguen incombustibles y son dos de las mejores artistas del momento.






Fuente: Leer Artículo Completo