Demi Moore admite que cometió el mismo error en sus tres matrimonios (ese que quizá tú también has cometido en tus relaciones)

Demi Moore no ha tenido una relación precisamente buena consigo misma ni con la industria que la hizo famosa. Nos lo contó en su trágica biografía, “Inside Out. Mi historia” (Roca Editorial), en las que cuenta sus inseguridades, sus adicciones y los abusos a los que fue sometida por su propia madre (que la prostituyó cuando Demi solo tenía 15 años). De alguna manera, toda su vida se duele de esa primera herida que infringe la persona que más tendría que haberla protegido, una grieta que la actriz quiso cerrar cuando se hizo cargo de su madre en sus últimos días. A sus 57 años, Demi Moore ha logrado redimirse y entender muchos pasajes de su vida que han sido dolorosos, por ejemplo sus tres divorcios. Primero, de Freddy Moore, un músico conel que estuvo casada de 1981 a 1985; y más tarde, de los actores Bruce Willis y Ashton Kutcher.

La reflexión de Demi Moore nos incumbe, seguramente, a muchas, pues reconoce la necesidad de gustar, de agradar y de encajar en la que nos han educado tradicionalmente a las mujeres, muchas veces más centradas en hacer la vida cómoda a los demás que a ser nosotras mismas. “A lo largo de la vida, las mujeres tenemos que hacer un proceso en el que aprendemos a amarnos a nosotras mismas”, explicó Moore en una reciente entrevista en una programa de televisión estadounidense. “No quiero que suene a cliché, pero todo se resume en que tenemos que aceptar quiénes somos”, recalcó.

Moore explicó además qué error había cometido en sus tres relaciones más importantes, un fallo que probablemente explica el fracaso de las tres. “En mi caso, esa inseguridad en mí misma y esa falta de reafirmación me llevó a cambiar muchísimas veces para tratar de encajar en lo que pensaba que otras personas querían. De alguna manera estamos condicionadas para buscar que nos deseen, pero no para tener nuestros propios deseos“. Así, aunque Moore reconoce que es necesario que los dos miembros de la pareja trabajen para que esta subsista, ese trabajo no es útil si uno de los miembros no tiene la suficiente autoestima. “No puedes hacer nada por la pareja si no te amas y te aceptas tal y como eres”, insistió. Buen consejo, ¿verdad?

Fuente: Leer Artículo Completo