Denise Richards: de chica Bond a estrella de José Luis Moreno

‘Resplandor y tinieblas’. Así se titula la serie dirigida por José Luis Moreno que Denise Richards estaba rodando en España, una producción de época en la que compartía cartel con otra exchica Bond, Jane Seymour, y que ha sido paralizada por el coronavirus.

Ante esta situación, la actriz decidió volver con su familia a Los Ángeles, aunque no le resultó fácil, según ella misma ha contado, porque se han suspendido todos los vuelos entre Europa y Estados Unidos: “Tardé dos días. Fui vía Londres y al aterrizar en Los Ángeles tardamos bastante en salir. Nos examinaron a todos y a mí me tomaron las temperatura cuando les conté de donde venía”.

Aunque lo peor fue la incertidumbre mientras atravesaba el océano: “Resultó muy surrealista. Estábamos volando y entonces descubrimos que también se habían prohibido los vuelos procedentes del Reino Unido”.

Y cuando por fin llegó a su casa, después de esta pequeña odisea, se murió su perro, un carlino de 15 años. “Me siento abatida y destrozada. Henry estuvo con nuestra familia durante los buenos tiempos y los difíciles, incondicionalmente”, explicó en Instagram.

Y es que, tras un arranque muy prometedor, con títulos como ‘Melrose Place’, ‘Juegos Salvajes’ o ‘El mundo nunca es suficiente’, su carrera no tardó en torcerse. Justo antes de convertirse en la nueva y rutilante estrella del universo de José Luis Moreno, rodó una temporada de ‘Mujeres ricas de Beverly Hills’ y de allí también salió huyendo, aunque por motivos muy distintos.

Ocurrió el pasado mes de noviembre, cuando todas las protagonistas del programa se encontraban grabando en Roma y a Richards la acusaron sus compañeras de haberse liado durante meses con una de ellas, la exmodelo Brandi Glanville. Según contó una fuente cercana al ‘Daily Mail’: “Denise le dijo a Brandi que tenía un matrimonio abierto pero no es cierto y ha herido al marido de Denise”. El representante de Richards negó el supuesto romance, aunque para saber toda la verdad habrá que esperar hasta el 15 de abril, cuando se estrene la nueva temporada del reality en Estados Unidos.

Desde haces dos años, la actriz está casada con Aaron Phypers, que antes estuvo con Nicollette Sheridan, una de las Mujeres desesperadas.

Richards, por su parte, mantuvo una turbulenta relación con Charlie Sheen. Se casaron en 2002 y se separaron en 2005 cuando ella estaba embarazada de su segunda hija. Desde entonces, los problemas no han cesado e incluyen amenazas de muerte por parte de él, órdenes de alejamiento y hasta una cena familiar de Acción de Gracias en la que el actor se presentó con una prostituta.

Las últimas broncas han sido por dinero, sobre todo desde que él dejó de ser el actor mejor pagado de la televisión y se declaró en quiebra. Pasó de pagarla más de 50.000 euros al mes a llamarla “cobarde” y a decirle que la iba a dejar “seca” a base de gastos legales. Y parece que lo está cumpliendo: el pasado septiembre, ella le reclamó por vía judicial los mas de 420.000 euros que le debe de pensiones no pagadas.

Fuente: Leer Artículo Completo