Doña Letizia recupera su vestido negro de Giorgio Armani

Si hay una prenda que se repite en todos los armarios esa es el vestido negro. El LBD es la prenda comodín que mejor se adapta a todo tipo de looks y esa opción perfecta para cuando dudamos entre colores, estampados y siluetas. Ahí está él para acabar con las dudas y salir airoso en cualquier evento. Un diseño al que la reina Letizia también recurre.

Los Reyes encaran en la recta final de 2020 algunos de los compromisos habituales de estas fechas, entre ellos la entrega del premio de periodismo Francisco Cerecedo. Una cita a la que acudieron anoche para reconocer el trabajo de algunos de los excompañeros de profesión de la Reina. En esta ocasión, doña Letizia volvió a confirmar que 2020 se ha convertido en el año en el que ha decidido rescatar las prendas más destacadas de su armario, esas que mejor han resistido el paso del tiempo y siguen ocupando un lugar privilegiado en su vestidor, ajenas a las tendencias y temporadas.

En esta ocasión rescató un vestido negro del diseñador italiano Giorgio Armani con dos detalles muy especiales. Se trata de una silueta ajustada al cuerpo, con cuello redondo y manga francesa, que brilla por la abertura lateral de la falda y el volante que parte de la cintura y ayuda a marcar la silueta de la Reina.

Una elección perfecta en la que destacó también el peinado escogido: un pelo suelto trabajado con ondas de medios a largos que demuestra que doña Letizia ha decido apostar de nuevo por la melena larga. Como complementos, la Reina se decantó por unos salones negros y un clutch del mismo tono, mientras que en el apartado de las joyas se decidió por unos aros de la firma Coolook, una de las favoritas de su joyero, y el anillo de Karen Hallam regalo de sus hijas que nunca se quita.





Fuente: Leer Artículo Completo