El consejo de Mila Ximénez a Isabel Pantoja tras la demoledora entrevista de Kiko Rivera

No hay nadie en este país que no esté al tanto de lo que está pasando entre Kiko Rivera y su madre, Isabel Pantoja. Más aún tras esa entrevista que vio la luz ayer, realizada por Mila Ximénez, en la que el ‘DJ’ arremetía contra ella de manera muy dura. Como nunca antes. Como jamás nos podríamos haber imaginado.

Ayer, en ‘Sálvame’, la colaboradora entraba por teléfono para comentar las reacciones al respecto de esta entrevista y los entresijos de la misma. Cómo se gestó y las sensaciones con las que se fue una vez terminó esa conversación con Kiko, que está igual de destrozado o más que su madre. Porque parece haber abierto los ojos ante una realidad que muchos otros, como sus hermanos, llevan años advirtiendo.

“Kiko tenía mucho que perder con esta entrevista. Él lo que quiere es hacer preservar la voluntad de su padre, sabiendo que lo tiene todo perdido, porque muchas cosas han prescrito y no se puede hacer nada. Pero él lo va a intentar. Y su sentimiento era más de pena que de odio”, comenzaba Mila, que ponía en valor la “tremenda generosidad” de Rivera a la hora de contestar a todo lo que ella le iba preguntando para hilar la historia sin dejar ni una puntada suelta.

https://www.instagram.com/p/CHINlL2n5U5/

“Nos fuimos con muy mal sabor de boca de la entrevista, porque vimos a un niño destruido. Es un niño que ha querido ser adulto y que ya se ha cansado de las tonterías”, aseguraba Ximénez de esa charla que duró cuatro horas. Y no ocultaba que se había mensajeado con el protagonista después de que la misma viera la luz, porque el de ayer fue un día durísimo para él.

“Me dijo: ‘¿Te quieres venir a casa a hacer la entrevista?’. Yo le recordé que habría prensa y me contestó: ‘Pero me da igual’. Y es que él ahí encontraba cobijo. Siempre hemos querido arropar como madres a nuestros hijos, pero es que él se ha sentido solo“, relataba Mila mientras sus compañeros no perdían detalle. También, que él quería ser tan meticuloso en todo lo que contaba, que llegó a invitarle a salir a tomar un café a mitad de la entrevista, para darse ambos un respiro.

Yo no he metido gasolina a tu hijo”

Y antes de colgar el teléfono, se atrevía a lanzarle un consejo a Isabel Pantoja: “Si Isabel quiere ponerse en contacto conmigo que lo haga, pero le pido que lea bien la entrevista. Como tienes tantos acólitos en Cantora, te quiero dejar claro que yo no he metido gasolina a tu hijo, no le he llamado para cerrar la entrevista, porque esta semana la portada era yo”.

Fuente: Leer Artículo Completo