El look de Máxima de Holanda que nos recuerda a Lady Di

La agenda de Máxima de Holanda no se detiene, todo lo contrario. Ayer mismo, la royal se desplazó a La Haya con motivo de la reapertura al público del Museo de Arte de la ciudad, institución que al igual que el resto de espacios culturales había permanecido cerrada desde el comienzo de la crisis provocada por la Covid-19. Para la ocasión, y siguiendo una de las tradiciones más longevas del país, la consorte decidió dejar de lado el coche oficial y acudir al centro montada en bicicleta. Una peculiar estampa que no ha dejado indiferente a nadie, no solo por lo poco habitual que resulta ver a un miembro de la realeza en este transporte sino también por el look elegido por Máxima, una apuesta con la que reafirma, una vez más, su etiqueta de royal atrevida.

Para esta nuevo compromiso, la consorte eligió un llamativo conjunto en color amarillo de Max Mara formado por blusa de seda larga con aberturas laterales y pantalón a juego de corte recto. Una elección de dos piezas que lleva en su armario varios años y por la que ha optado en otras ocasiones.

Máxima decidió sumar un cinturón en tono marrón rematado con borlas para estilizar más la figura, también rescatado del guardarropa, y dejó de lado los tacones para calzarse unas sencillas bailarinas de efecto piel trenzada y con punta dorada de Giuseppe Zanotti. El toque más especial lo aportaban los maxi pendientes con detalles de piedras también en intenso color amarillo que se dejaban ver entre su larga melena.


Un look repleto de optimismo y buenas vibraciones, justo lo necesario en estos momentos, que no solo deja ver la firme apuesta de Máxima por la sostenibilidad, reciclando prendas antiguas o yendo en bicicleta, sino que además nos hace recordar otro estilismo que también dejó huella, aunque hace varios años y de la mano de otra royal: Lady Di.

Fue en 1987, durante una visita a España, cuando pudimos ver a la princesa de Gales deslumbrar por las calles de Mallorca con un estilismo muy similar a la última elección de Máxima: en tono amarillo, con zapatos planos y pendientes XXL. Sin olvidarnos del cinturón como punto central para alargar la figura, que también ha elegido la consorte holandesa.

¿Habrá sido inspiración? ¿Casualidad? Lo que está claro es que hoy en día, más de dos décadas después de su muerte, la Lady Di sigue siendo todo un referente en el mundo.

Fuente: Leer Artículo Completo