El pequeño gran secreto de Julianne Moore para llevar casi dos décadas felizmente casada con Bart Freundlich

Su nombre no suele ser citado cuando se habla de parejas de Hollywood cuya historia de amor haya durado más de lo habitual. Y eso que si lo piensas no son tantas las estrellas que puedan presumir de no tener algún divorcio que otro en su currículo sentimental. Pero el caso es que desafiando la estadística de la industria, Julianne Moore y su marido Bart Freundlich cumplen este 2020 su 17º aniversario de casados.

Un hito que, lejos de vender como algo sencillo, la ganadora del Oscar reconoce que no ha sido fácil conseguir. Que con el trabajo tan particular que tienen, ella de actriz y él de director de cine, es muy complicado mantener viva la llama del amor ya que tienen que pasar mucho tiempo separados. Una realidad que ellos han sabido esquivar todos estos años con un arma secreta que Moore acaba de desvelar al mundo durante una entrevista en el nuevo programa de Drew Barrymore.

“El único secreto que se me ocurre para aguantar tanto tiempo casados es que eso es algo que los dos miembros de la pareja tienen que querer realmente. Lo digo porque muchas veces he visto situaciones en las que las cosas no están funcionando en una pareja y la única razón de que eso ocurra es que uno de ellos ya no quiere seguir adelante con la relación”, explicó la intérprete de 59 años, que conoció a su marido durante el rodaje en 1996 de la película Volviendo a casa, que él dirigió. Aunque no fue hasta 2003 cuando se casaron.

“Creo que si ambos están interesados en que la pareja funcione todo tiene solución. Al final lo realmente importante es que te lo pases bien con tu pareja. Tiene que hacerte reír todos los días. Si no es así, todo se acaba muriendo”, continuó.

https://youtube.com/watch?v=vgtiRkne-48%3Frel%3D0

“Precisamente el otro día alguien me preguntó si no se me habían hecho largos todos estos años de matrimonio. Y francamente, la respuesta es no. Esto es lo realmente maravilloso de nuestra relación, que no me ha parecido nunca demasiado larga. Pero bueno, nuestros hijos ya tienen 18 y 22 años respectivamente”, bromeó hablando de Caleb y Liv, que ya son adultos y el mejor recordatorio para sus padres de que, efectivamente, el tiempo pasa en un suspiro.

SUSCRÍBETE AQUÍ a nuestra newsletter para recibir todas las novedades de VANITY FAIR

Fuente: Leer Artículo Completo