El príncipe Carlos no habló sobre el tono de piel de Archie

Aunque la Casa Real Británica intenta mantenerse al margen de las innumerables polémicas que surgen en torno a sus miembros, hay ocasiones en las que no les queda más remedio que romper su silencio. Las acusaciones de racismo sobre la familia real que vertió Meghan Markle en su entrevista con Oprah Winfrey el pasado mes de marzo hicieron que la reina Isabel II diera respuesta a esa entrevista anunciando que las acusaciones se abordarían en privado.

Ahora, ha sido Clarence House quien se ha pronunciado, meses después, al hilo de aquella polémica. Christopher Andersen, autor de Brothers And Wives: Inside The Private Lives of William, Kate, Harry y Meghan, recoge en su libro que fue el príncipe Carlos quien especuló con el color de piel que tendrían los hijos de Meghan Markle y el príncipe Harry cuando se anunció su compromiso, en noviembre de 2017.

Tal y como recoge el medio estadounidense Page Six, Carlos comentó ‘Me pregunto cómo serán los niños’. ‘Absolutamente hermosos’, apuntó Camila, a lo que él contesto, ‘No, me refiero a cuál crees que podría ser el color de la piel de sus hijos’. Una polémica que se ha reavivado ahora y ante la que un portavoz de Clarence House ha querido ser tajante, según informa la prensa británica: «Esto es ficción y no merece más comentarios».

Fue en la mediática entrevista con Oprah Winfrey, cuando Meghan y Harry aseguraron que un miembro de la familia real (que no era ni la reina Isabel II ni Felipe de Edimburgo) había especulado sobre cuán oscura sería la piel de su futuro hijo. Aunque Oprah intentó que revelaran el nombre del miembro de la familia real que había hecho esos comentarios, la duquesa de Sussex se negó en rotundo asegurando que sería muy perjudicial para ellos si se conociera su identidad.

Descartados Isabel II, Felipe de Edimburgo y ahora el príncipe Carlos, la sombra de la duda sigue planeando sobre el resto de miembros de The Firm. Quién sabe si algún día se desvelará toda la verdad o entrará a formar parte de aquellos asuntos monárquicos que nunca llegaron a aclararse.




Fuente: Leer Artículo Completo