El vestido favorito de Emma Stone en ‘Cruella’

Cruella’ llegará a los cines y a Disney+ el próximo 28 de mayo. Todo apunta a que no sólo será uno de los éxitos del mes, sino de todo el verano que tenemos por delante. La película, un nuevo live-action de la factoría, cuenta la juventud de Cruella de Vil, la célebre villana de 101 dálmatas. Emma Stone interpreta el papel protagonista. Se trata de Estella, una joven que trata de abrirse camino en la industria de la moda en el Londres de los años 70. Eso la lleva a conocer a la pérfida baronesa Von Hellman, la diseñadora de moda más cotizada del momento, interpretada por Emma Thompson. Es entonces cuando Estella comienza a desarrollar un lado oscuro que ya tenía desde niña y que dará lugar a la malvada Cruella de Vil, una de las villanas más famosas del universo Disney.

El vestuario es uno de los aspectos más destacados de la película, tanto por la cantidad como por la espectacularidad de los diseños. De él se ha encargado la diseñadora de vestuario británica Jenny Beavan, quien ha sido nominada al Oscar en una decena de ocasiones y quien ya ganó un Oscar por A room with a view en 1986. En una rueda de prensa ofrecida vía Zoom, Beavan se ha definido como una contadora de historias más que como una diseñadora. Sus creaciones han ayudado a crear los personajes de Emma Stone y Emma Thompson, quienes también han hablado de ellos en la conferencia virtual.

De todos los vestidos que luce Emma Stone en la película (y son muchos), ha confesado cuál es su favorito. “Mi vestido favorito es el que llevo en la escena del camión de la basura, que tiene una cola de muchos metros que se arrastra cuando me voy”, ha explicado Emma Stone. “Se tuvo que ensamblar sólo para el plano final de la escena, porque obviamente es imposible moverse con algo así puesto. Cuarenta personas trabajaron en él. Me encanta, porque es un vestido que jamás podrías ponerte en la vida real. También la falda con la que tapo un coche entero”.

Ante esto, Emma Thompson ha indicado que no hubo efectos de ordenador en ello. “¡Todo es de verdad! No hay nada de animación por ordenador en esas escenas. Los trajes son reales. Tuviste que mover el tejido de esa falda inmensa y repetir la toma mil veces, porque no era fácil hacer el movimiento y tapar el coche”.

“La verdad es que el vestuario fue todo un reto. Desde la parte interior, que requería a un equipo de personas tirando de cuerdas, hasta los zapatos, ya que en la vida real no calzo nada más alto que unas chanclas”, ha confesado Emma Stone.

Emma Thompson tampoco lo ha tenido precisamente fácil al lucir algunos de los diseños de la película. “Cuando tienes carne, sobre todo antiguamente, sólo puedes apretarla por el centro, pero se desliza hacia arriba o hacia abajo. Es como funcionan los corsés, como si fueran un tubo de pasta de dientes. No es algo fantásticamente cómodo. Me apretaban el corsé, y entonces una parte de mí se salía por otro lado, y volvían a apretar más fuerte, y así sucesivamente. Oh, Dios mío. Se supone que una mujer no podía tener apetito, y esa ha sido una de las cosas que más he disfrutado odiando de la baronesa; yo no confío en la gente que no come”.

Sobre el hecho de interpretar a una villana en la gran pantalla (en la pequeña la vimos como la populista de ultraderecha Vivienne Rook en Years and years), Emma Thompson ha dicho lo siguiente: “La verdad es que me han preguntado muchas veces si podía interpretar el papel de villana. Me he pasado décadas encarnando a lo que mi madre llama mujeres buenas con vestidos, y ahora he tenido que hacer de mujer mala… también con vestidos, ¡y qué vestidos! De hecho, creo que ellos me vestían a mí”, ha bromeado la actriz. “He tenido la suerte de no encontrarme con mucha gente realmente mala en la vida, pero sí es cierto que en el mundo del show business hay algunos personajes que son así (sin mencionar nombres). Pero creo que en cualquier profesión o ámbito de la vida se puede encontrar gente mala”.

En la película, la baronesa Von Hellman trata muy mal a Estella. ¿Cómo lo hizo Emma Thompson? “La baronesa no soporta que haya alguien más joven, bella y con más talento que ella. Le resulta muy difícil. Para mí también resulta difícil estar junto a alguien con más juventud, talento… como Emma Stone, pero me trago mi amargura y lo sobrellevo. Para ser mala con ella tuve que hacer un esfuerzo, básicamente tomando negronis, uno tras otro, cada noche”, ha bromeado la actriz británica. También ha dicho que el rodaje le recordó a su adolescencia. “Yo nací en 1959, así que en los 70 era una adolescente. Entonces iba en el mismo autobús que aparece en la película desde donde yo vivía (donde vivo, de hecho) hasta Londres.

Sobre cuál faceta de su personaje prefiere Emma Stone, su respuesta ha sido bastante sorprendente. “Estella es dulce, pero no termina de ser ella misma. Cruella tiene más confianza en sí misma y es más autónoma. Es verdad que yo no cruzaría determinadas líneas, pero diría que prefiero a Cruella”.

Emma Stone también ha confesado que no sigue ningún ritual antes de enfrentarse a una escena especialmente complicada. “No tienes tiempo de pensar en todo lo que te preocupa, tan sólo tienes que estar centrada en lo que estás haciendo. Cuando más enfocada estés en el presente, más se calmarán los nervios. Creo que esa es una de las grandes cosas de ser actriz”.




Fuente: Leer Artículo Completo