Feliciano López y Sandra Gago, una pareja de diez en Mallorca

El pasado viernes, Feliciano López fue uno de los protagonistas de la inauguración del Mallorca Country Club, nueva pista central del Mallorca Championships. Al evento, el tenista acudió acompañado de su gran apoyo, su esposa Sandra Gago. La pareja, que vive un momento muy dulce, celebrará el próximo septiembre su segundo aniversario de boda y está inmersa en el cuidado de su primer hijo en común, Darío, que nació a principios de año y que ha revolucionado por completo sus vidas.

Para la ocasión, la modelo se decantó por un vestido ibicenco con escote en forma de ‘V’, manga francesa y sutiles bordados, el cual le confería un aire bohemio y fresco. El matrimonio fue recibido por el director del club deportivo, Toni Nadal, conocido por ser el tío de Rafa Nadal y el principal responsable de que este se dedique al mundo del tenis.

Feliciano López fue uno de los protagonistas del acto central de la inauguración, un show match en el que compartió pista de juego junto al actual número uno mundial, el serbio Novak Djokovic, y dos leyendas del tenis como son el croata Goran Ivanisevic y el alemán Tommy Haas. Sandra Gago apoyó desde la grada a su marido en este partido amistoso tan especial para López, quien mostró una gran complicidad con sus compañeros de juego.

A principios de mes, el deportista manchego habló sobre la monotonía de su profesión y el cambio de prioridades que ha experimentado su vida tras la llegada al mundo de su segundo hijo. “Cuando envejeces, es más difícil el estar viajando por todo el mundo semana tras semana. Ahora hay otros aspectos muy importantes en mi vida aparte del tenis. Acabo de convertirme en padre, por lo que es más difícil para mí estar lejos de mi familia. Como tenistas, hacemos lo mismo todos los días y vemos a las mismas personas durante todas las semanas. El tenis puede volverse un poco aburrido en algunas ocasiones. Si tienes la pasión y estás rodeado de buena gente, es más fácil de poder manejarlo”, expuso en Behind the Racquet.



Fuente: Leer Artículo Completo