Gillian Anderson y Peter Morgan, creador de ‘The Crown’, rompen después de cuatro años de relación

Pronto descubriremos si Gillian Anderson se convierte en una de las grandes favoritas para llevarse todos los premios a la Mejor actriz secundaria de televisión por su interpretación de Margaret Thatcher en la cuarta temporada de The Crown. Pero a la espera de que se hagan públicas las nominaciones a galardones como los Emmy o los Globos de Oro, de momento ya tenemos aquí la primera consecuencia para la actriz derivada de haber aceptado meterse en la piel de la exprimera ministra británica: el fin de su romance con el creador de la popular serie de Netflix, Peter Morgan.

Según confirma el diario Daily Mail, Anderson y Morgan han decidido separarse de manera amistosa después de cuatro años de relación. Curiosamente, los mismos que lleva The Crown en antena. Eso sí, no parece que vaya a ser una ruptura especialmente dramática ya que a pesar de estar muy enamorados la pareja decidió desde el principio que lo mejor para ambos era que cada uno viviera en sus respectivas casas.

Un acuerdo que también intentaron cumplir en lo profesional hasta que llegó el momento de que Thatcher apareciera en la serie y Morgan decidiese ofrecérselo a su novia. Algo que ella aceptó pero solo después de establecer una norma muy clara, tal y como ella misma recordó el pasado noviembre durante una entrevista con Marie Claire.

“Por el bien de nuestra salud mental, y sobre todo por el bien de nuestra relación, establecimos unos límites que no podíamos cruzar. En resumen, que yo no iba a hacer ningún comentario sobre el guión que él había escrito, pero que a cambio él tampoco iba a dar su opinión sobre mi interpretación”, explicaba Anderson, muy poco amiga de compartir toda su vida con sus parejas.

“Me ha ido muy bien separando facetas de mi vida, punto”, añadía en la misma entrevista. “Esto es algo que lo aprendí muy joven estando en una serie de televisión realmente intensa como Expediente X. Cuando me convertí en madre decidí que o estaba de lleno en el set, o estaba en mi tráiler con la puerta cerrada siendo mamá. Pero mezclar ambos mundos era imposible”, admitía.

Se refiere a la época en la que, con 28 años, dio a luz a su primera hija, Pipper Maru, fruto de su relación con su primer marido Clyde Klotz, al que conoció rodando la popular serie de misterio. De él se divorció en 1997 y de su segundo marido, Julian Ozanne, en 2006, año en el que comenzó a salir con Mark Griffiths, su relación más larga hasta el momento y con el que antes de separarse en 2015 tuvo otros dos hijos: Oscar, de 14 años; y Felix, de 12.

SUSCRÍBETE AQUÍ a nuestra newsletter para recibir todas las novedades de VANITY FAIR

Fuente: Leer Artículo Completo