Helena Christensen cumple 52 años: aquí 10 looks que le convirtieron en un verdadero icono de estilo

Resulta difícil (casi imposible) hablar de la industria de la moda de las últimas décadas y no nombrar a Helena Christensen. La afamada modelo, fotógrafa y directora creativa danesa saltó a la fama tras lograr el título de Miss del país europeo cuando apenas era una adolescente, allá en 1986. Un primer paso que pronto, tras mudarse a París, se convertiría en una carrera de ensueño protagonizando portadas, campañas y desfiles.

Junto a rostros de la talla de Naomi Campbell o Kate Moss, Christensen fue protagonista de una de las épocas doradas de la moda, los años noventa. Lograron llevar el modelaje, hasta ese momento desconocido para muchos, a otro nivel.

Caracterizada por una belleza innegable, una timidez que enamoraba y una personalidad que dejaba huella, la maniquí danesa situó su nombre en un lugar privilegiado tanto dentro como fuera de las pasarelas. Su peculiar estilo se convirtió en inspiración para toda una generación. Y todavía hoy, dos décadas después de retirarse de la industria, cada uno de sus estilismos, tanto aquellos en clave casual como las propuestas de alfombra roja, ponen de acuerdo a flashes y expertos: es un verdadero referente de estilo.

Hoy, en su 52 cumpleaños, hacemos un repaso de los 10 looks más destacados de la icónica Helena Christensen desde sus primeros pasos en el sector -hablamos de comienzos de los 90-, hasta bien entrada la segunda década del siglo XXI. Propuestas repletas de personalidad donde la elegancia y el glamour ocupan un lugar especial.

Era uno de sus momentos de mayor popularidad. Su nombre despuntaba tanto dentro como fuera de las pasarelas y su elección, un favorecedor slip dress satinado en delicado gris, no paso por alto para los flashes.

El blanco siempre ha sido uno de los tonos más repetidos en el aclamado vestidor de Christensen. Aquí podemos verle con un diseño que combina transparencias, encajes y detalles de pedrería.

Para asistir a un evento benéfico, la icónica modelo se enfundó en un colorido diseño de Versace que muchos recordaréis, también lo han elegido rostros de la talla de Naomi Campbell y Kim Kardashian.

Una vez más, la modelo elegía el tul y las transparencias para pisar la alfombra roja.

Si hay algo que destaca en la top model danesa es su estilo único y personal. No tiene miedo a llevar todo tipo de prendas, incluso aquellas imposibles. En 2001, durante la gala MET en Nueva York, se enfundó en un espectacular diseño en color negro protagonizado por un ajustado corsé y con las transparencias como gran atractivo.

El negro siempre es un gran aliado a la hora de posar en el photocall y Helena lo sabe bien, por ello no duda en optar por él para las grandes ocasiones.

Christensen acaparó todas las miradas del evento gracias a un diseño negro espectacular con gran escote en la espalda. Sin palabras.

Más allá de la elección del look, bajo el tono azul navy, fue el peinado que lució en aquel momento lo que logró cautivar al público. Ondas perfectamente marcadas que aportaban volumen y a su vez, una gran naturalidad.

Sensualidad y elegancia, eso es lo que trasmite este acertado estilismo de la danesa en uno de los tantos y tantos actos benéficos a los que acude cada año.

Helena Christensen mostró su escultural figura gracias a un vestido en delicado rosa empolvado y detalles de plumas en la zona inferior. Los años no pasan por ella, a las pruebas nos remitimos.

Fuente: Leer Artículo Completo