Irene Rosales se derrumba al recordar la muerte de su madre y reconoce que no está bien

  • Irene Rosales hacía una desgarradora confesión y se derrumbaba al admitir que se encuentra desbordada.
  • La colaboradora de ‘Viva la vida’ y su marido rendían homenaje en redes sociales a la madre de Irene.

    Irene Rosales vive uno de los momentos más complicados de su vida. Hace justo un año que su vida dio un giro de 180º grados cuando falleció su madre. Pero este no sería el único varapalo que recibiría la colaboradora de ‘Viva la vida’ en 2020. En noviembre comenzó una guerra mediática entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja en la que no solo se ha visto salpicada, sino que también señalada en muchas ocasiones. Y el año acababa un duro golpe, la muerte de su progenitor. Irene terminaba el año huérfana después de haber atravesado además una crisis matrimonial. En el magazine en el que colaboradora los fines de semana han sacado los tiernos mensajes en el que ella y Kiko Rivera rendían homenaje a su madre.

    Fue en ese momento en el que Irene Rosales se rompió:“Sé que mi madre ya no está pero voy a estar de por vida rota” dice al hacer balance del duro año que lleva ya que se cumple un año del fallecimiento de su madre. “La única realidad es que yo no la voy a tener más, que no la voy a oler más y que no la tengo más de por vida, por mucho que me hablen del más allá”, confiesa Irene al hablar del dolor que siente.

    Irene Rosales siempre se muestra muy optimista y fuerte, pero este sábado la mujer de Kiko Rivera ha reconocido que no se encuentra bien psicológicamente y que necesita desahogarse: “Necesito llorar, aunque no me va a servir de nada, pero ese es mi consuelo”, desvela Irene. Admite que ha pensado en pedir ayuda profesional pero no ha tenido tiempo debido al confinamiento, a la enfermedad de su padre, el posterior fallecimiento de éste, toda la polémica Cantora… “No me ha dado tiempo a pensar en mí y a cuidarme yo”. Una dura reflexión en la que queda patente lo duro que está siendo para ella todo lo que está pasando entre Kiko Rivera y su madre, pues ha tenido que dejarse a ella a un lado para poder apoyar a su marido que tampoco se encuentra bien.

    “Aparentemente estoy fuerte peor no lo estoy, no me veo fuerte. Psicológica estoy destrozada y no hay nadie que me pueda consolar, porque necesito mucho mi tiempo para asimilar muchas cosas que me han ido pasando y no me he dado cuenta”, añade Irene, muy emocionada.

    Al ver Kiko Rivera esta dura reflexión por parte de su mujer, el DJ decidía apoyarla públicamente compartiendo una foto de ambos en redes sociales. “Siempre de tu mano 💋 te extraño ❤️”.

    https://www.instagram.com/p/CK9icwJnX_V/

    A post shared by Kiko Rivera (@riverakiko)

    Fuente: Leer Artículo Completo