Isabel Pantoja podría estar negociando vender Cantora por diez millones de euros

  • Repasamos el árbol genealógico de Isabel Pantoja
  • Isabel Pantoja y Kiko Rivera en guerra

    Parece que los días de Isabel Pantoja en Cantora están contados. O eso es lo que afirman dos colaboradores de ‘Viva la vida’ que aseguran tener todos los detalles de una negociación que podría cerrarse en los próximos días. Tal y como han contado este domingo Ana María Aldón y José Antonio Avilés Cantora podría transformarse en un parque eólico tras su venta. La mujer de José Ortega Cano y el exconcursante de ‘Supervivientes’ se han reunido esta semana con el posible comprador de Cantora.

    La empresa que quiere comprar la finca de Isabel Pantoja y Kiko Rivera estaría dispuesta a pagarmás de diez millones de euros por la transacción, aunque en un principio a la tonadillera le hubiese gustado venderla en 15. Una cifra alta pero por una razón de peso, el significado emocional que tiene para ella y que, según han contado en el programa Pantoja podría tener una deuda de siete millones de euros.

    Al parecer, una empresa muy importante a nivel nacional está interesada en hacer una venta “lo antes posible” de tanto la parte de Kiko Rivera como de la de Isabel Pantoja.La intención es construir un pequeño parque con molinos eólicos, un negocio en auge muy rentable (es más, se dice que invertirían hasta 50 millones de euros en este proyecto, aunque se rentabilizaría muy rápido).

    Una de las condiciones que puso Kiko Rivera para vender su parte de Cantora, es que su madre le devolviese a sus hermanos Fran y Cayetano las pertenencias que Paquirri les dejó al morir. Algo, que según Avilés, la tonadillera estaría dispuesta a hacer.

    Aunque ellos no han tenido contacto, pues tal y como ha confirmado la fuente, las negociaciones se han hecho por separado.Esto significa que Isabel Pantoja vendería su parte por diez millones y Kiko por dos.

    Siete millones irán destinado a pagar la supuesta deuda que tiene y otros tres para comprarse una casa en La Moraleja. La tonadillera quiere dejar atrás Andalucía para comenzar una nueva vida en Madrid, en una de las urbanizaciones más lujosas de la capital.

    Fuente: Leer Artículo Completo