Josep María Mainat rompe su silencio con este duro comunicado en medio del escándalo del otoño (del que es el gran protagonista)

Una semana después de que saliera a la luz la información de ese intento de asesinato de Josep María Mainat a manos de su mujer Angela Dobrowolski (quien ya ha abandonado el domicilio familiar y tiene que pasar por los juzgados una vez por semana a fichar), el empresario del mundo de la televisión ha roto su silencio. Las noticias, con escorts de lujo o el alquiler de su casa para fiestas de carácter sexual, le han llevado a alzar la voz para intentar frenar esta espiral en la que se ha metido y de la que parece no saber salir.

“Ante las noticias, comentarios y valoraciones que desde los medios de comunicación se están realizando en relación con los diferentes procedimientos judiciales que me afectan, me veo en la necesidad de escribir estas palabras“, comienza esa nota remitida a los medios por parte de uno de los fundadores de Gestmusic, productora responsable del éxito de ‘Operación Triunfo’ en nuestro país.

Mi principal prioridad ha sido siempre la protección de mis hijos pequeños”

“En esta situación que estoy viviendo, mi principal prioridad ha sido siempre la protección de mis hijos pequeños, a los que intento e intentaré garantizar su bienestar emocional y la defensa de su derecho a la intimidad. Esto ahora me está resultando especialmente difícil, debido al tratamiento que determinados medios de comunicación están dando a los hechos que nos afectan, en forma de especulaciones, persecuciones y juicios paralelos que están afectando de manera grave a toda mi familia, especialmente a mis hijos pequeños“, explica, en un intento de petición de respeto para todos los que le rodean.

“Los conflictos judiciales en que desgraciadamente estamos inmersos nos conciernen solo a Angela y mí. Confío plenamente en la Administración de Justicia, siendo los tribunales, y sólo ellos, los que han de resolver los conflictos jurídicos y las diferentes causas que actualmente se están tramitando”, reconoce que él y su mujer se encuentran en medio de una batalla judicial.

Y explica cómo el interés que se ha generado en la opinión pública les está causando graves problemas para el desarrollo de su día a día: “El último mes hemos cambiado tres veces de domicilio para aislarnos de la persecución mediática y esto no es recomendable para unas criaturas que ya empiezan a preguntarse qué está pasando. Además, suponiendo que descubrieran dónde estamos, sólo pasarían dos cosas: una, que tampoco declararía nada y dos, que deberíamos volver a cambiar de domicilio. Por favor, no lo hagáis”.

Así está la situación judicial

“Considerad también que, a pesar de la extraordinaria gravedad de los hechos en los que tengo la condición de víctima, especialmente la causa seguida contra Angela Dobrowolski por presunto intento de asesinato, el hecho de que Angela haya sido mi esposa durante nueve años y sea la madre de mis dos hijos pequeños, hace para mí especialmente dolorosa esta situación, que espero se resuelva lo antes posible por la vía judicial”, manifiesta lo que se le pasa por la cabeza y el corazón después de todos esos años conviviendo con la mujer que será juzgada por tratar de quitarle la vida.

Mainat aprovecha para hacer una serie de matizaciones de ese proceso ante la Justicia que se está librando: “Para terminar, quisiera aclarar que no se está instruyendo ningún procedimiento penal en el que se me atribuya ningún maltrato físico o psíquico a Angela Dobrowolski. El Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Barcelona recibió el 11 de julio una denuncia de Angela contra mí, solicitando protección por un supuesto delito de coacciones y de revelación de secretos. Después de tomar declaraciones, el día 29 de julio, el juez denegó la orden de protección solicitada. Finalmente, mi abogada presentó el 17 de septiembre un escrito solicitando el sobreseimiento y archivo definitivo de la causa, al no existir ningún nuevo indicio que sustente la continuación del procedimiento contra mí”.

Y remata esas líneas: “También quisiera recordar que la causa seguida contra Angela Dobrowolski por el supuesto intento de asesinato está todavía en fase de instrucción judicial. Esta instrucción puede durar muchos meses. Estoy comparecido en este procedimiento como acusación particular, y en tal condición, mi abogada ha realizado y realizará las peticiones que creamos convenientes para esclarecer los hechos y para defender mis intereses. Os iremos informando de todo aquello que sea relevante”

Fuente: Leer Artículo Completo