Kiko Hernández resuelve su gran duda: ¿por qué Rocío Carrasco nunca le demandó?

Kiko Hernández no ha podido evitar emocionarse al ver en persona a Rocío Carrasco. Durante todos estos años, el colaborador ha sido muy duro con ella, una actitud de la que ahora se arrepiente. Por este motivo, no ha dudado en aprovechar su presencia en plató para dirigirse a ella y pedirle disculpas públicamente por cómo le había tratado en el pasado. “Yo después de ver la docuserie, tengo que decirte que yo sí te creo”, le ha confesado. Unas palabras que a la hija de Rocío Jurado le han llegado al corazón, y es que se le podía ver cómo intentaba contener las lágrimas.

“Yo miraba a cámara y decía que eras una mala madre, cómo no llamabas a tus hijos, cómo no levantas un teléfono, sinvergüenza…”, ha recordado Kiko Hernández. Unas palabras muy duras que ahora no comprende por qué no tuvieron ninguna consecuencia. El ex gran hermano ha reconocido que no entiende el motivo por el que no recibió nunca ninguna demanda de parte de ella, al contrario que otros de sus compañeros.

Una gran duda que Rocío Carrasco ha querido resolver.”Has tenido algunos ángeles de la guardia que me han dicho: ‘no Ro, él no es mala persona. El día que se dé cuenta va a recapacitar. Él es una persona que es muy comprometida y es una persona que defiende lo que cree’, y en ese momento creías erróneamente”.

Al escuchar estas palabras, Kiko Hernández no ha dudado ni un solo instante en que uno de estos ángeles había sido Belén Rodríguez, y ha vuelto a disculparse por su comportamiento. “Podría buscarme una excusa para demostrar que he sido buen profesional y buena persona pero no lo he sido al llamarte mala madre. Te quiero pedir de corazón y avergonzado perdón”.

El ex gran hermano está ahora convencido de que la ex mujer de Antonio David Flores es una buena madre y se arrepiente mucho de haber creído a “ese ser”, haciendo referencia a su ex compañero. Además, le ha felicitado por haberle cortado “el altavoz que tenía” y haber decidido dar el paso de hablar.


Fuente: Leer Artículo Completo