Kiko Hernández se traslada a una nueva casa por motivos de salud

Kiko Hernández hace la mudanza por motivos de salud. DIEZ MINUTOS te trae EN EXCLUSIVA las imágenes del traslado del colaborador de ‘Sálvame’ a su nuevo hogar, un chalet de unos 700 m2 de vivienda, piscina cubierta y más de 3.000 m2 de parcela llana, con un valor de mercado actual de alrededor de 2,5 millones de euros. DIEZ MINUTOS ha podido conocer por qué Kiko, que hace unos días presumió de su comida, ha decidido cambiar de casa: por la artritis psoriásica que padecer, una enfermedad degenerativa que ataca a las articulaciones provocando dolor y falta de movilidad, y que le dificulta subir escaleras.

Kiko, de 44 años, sufre esta patología desde los 35 y, últimamente, se le ha agravado y le afecta a las manos y especialmente a las piernas, por lo que la casa de cuatro plantas con escaleras en la que vivía le empezó a suponer un serio problema y por eso decidió trasladarse. Hace solo tres años, el colaborador de Telecinco mostraba a DIEZ MINUTOSen exclusiva su nueva casa, un magnífico chalet de cuatro plantas: más de 500 m de vivienda y 2.000 de parcela, con piscina, ubicado a las afueras de Madrid. Pero ahora su distribución se había convertido en un problema y ha decidido cambiar de aires.

En nuestro nuevo número que ya está en el kiosco podrás ver todas las fotos de la mudanza de Kiko Hernández a su nueva casa en la que se instala con sus hijas, Abril y Jimena, de cuatro años y medio. Varios camiones acudieron al chalet del colaborador para trasladar sus enseres a su nuevo hogar. Bajo su supervisión, los operarios fueron colocando muebles y objetos varios en los vehículos para su traslado.

Fueron necesarios cinco camiones para el traslado y, entre sus enseres, pudimos ver desde una máquina de tabaco, una bicicleta, un castillo de princesas o una figura de miedo. En nuestro número de papel, podrás ver todos los detalles de la mudanza y de los objetos que Kiko se llevó a su nueva vivienda que está más cerca del colegio de sus hijas, Abril y Jimena.

La nueva casa de Kiko Hernández es un chalet de unos 700 m2 de vivienda, piscina cubierta y más de 3.000 m2 de parcela llana. Aunque la casa está construida en tres plantas, es en la baja donde se ubican salón, comedor, cocina, baños y habitaciones. La planta superior está diseñada para acoger a invitados y en el sótano se ubican el cuarto de calderas, el de servicio, etc… Toda la parcela está en la parte delantera y puede entrar directamente al garaje desde la calle. Un nuevo hogar ideal para disfrutar en familia.


Fuente: Leer Artículo Completo