Kiko Rivera y Anabel Pantoja, tenso cara a cara en el plató de ‘Viernes Deluxe’: ”No has estado a la altura”

En su entrevista en ‘Viernes Deluxe’, Kiko Rivera no ha tenido ningún problema en hablar sobre la polémica ante la ausencia de su prima Anabel Pantoja en la primera comunión de su hijo mayor, el pequeño Francisco, fruto de su relación con Jessica Bueno. Hace unos días, la sobrina de Isabel Pantoja rompió a llorar en el plató de ‘Sálvame’ porque no la habían invitado, algo que hizo que tuvieran que intervenir Jessica y Kiko para explicar el motivo y quitarle hierro al asunto. “Yo con ella no tengo ningún problema, pero al final casi siempre la vida me da la razón”, comenzó diciendo. “Éramos pocas personas y yo entiendo a Jessica. La mayoría de padres separados hacen las celebraciones por separados. Si hubiera ido mi prima, habría estado todo el tiempo con la cara larga […] Para empezar, yo con la madre de mi hijo me llevo maravillosamente bien, no tengo ningún problema. Va a ser siempre la madre de mi hijo y al final hay que adaptarse a todo”.

Aunque tuvo buenas palabras hacia su prima, se mostró molesto por la situación en la que lo había colocado. “Me da pena porque es buena persona, nunca la voy a dejar. Eso sí, la relación nunca va a volver a ser la misma”, confesó sobre sus últimas idas y venidas. “Ella tiene que demostrarme que me quiere tanto como dice. Jamás voy a dejar de quererla, pero estoy molesto en ese sentido”.

Entre otras cosas, el cantante no es capaz de perdonarla que no sea valiente y se mantenga tan tibia en la guerra que mantienen Kiko Rivera con Isabel Pantoja. “Anabel, deja de liarla. Llega un momento en la vida en que te tienes que posicionar. Ella no se posiciona porque tiene miedo de perder la comunicación con mi madre y con mi tío. Ella sabe que yo eso no lo haría con ella, por eso toma esa postura […] Hay que tener personalidad, nadie tiene que decirle lo que tiene que hacer”.

A su vez, aseguró no sentir pena por Anabel. “Por mi paz interior yo ya solo miro por mi mujer, por mis hijos y por mí. Bastante tengo ya con lo que tengo como para estar preocupado de que ella no haya sido madrina de mis hijos. Es que es de risa, es ridículo. El drama que montó el otro día no es normal”, indicó. “Pensé que me iba a buscar un lío. Mi prima se queja de que no le cuento nada. Yo sabía que mi hijo iba a tomar la comunión, pero no se lo dije hasta unos días antes para que no la cagara y aun así acabó montando el espectáculo. Si se lo digo antes, lo hubiera montado antes. A partir de ahora no le voy a contar nada”, sentenció.

Para Kiko Rivera, Isabel Pantoja está detrás en la sobreactuada reacción de la colaboradora de ‘Sálvame’, quien le habrá calentado la cabeza. “Sé que no lo hace a malas, pero si quiere echar un llanto que lo haga en su casa. No es para tanto y tenemos problemas más serios como para hacer un mundo de eso”, expuso. “Ella tiene su personaje y lo hace maravillosamente bien. Cuando es ella, a la gente le cae estupendamente, pero a veces le sale una vena que no me gusta. A veces veo a mi madre, ella es mucho más Pantoja que yo. Discutir con una pared no mola, mi prima y mi madre son iguales en ese sentido”.

Pese a que la propia Anabel había asegurado que no estaría presente en la entrevista de su primo, al final acabaron viéndose las caras en el plató del programa. Pese a que se dieron un cálido abrazo y un beso, acabaron echándose las cosas en cara. “Lo que quiero es que tú estés bien. Quiero darte la explicación de por qué me puse el lunes así. Ver vídeos me tocó los sentimientos, pero lo entiendo. Respeto tu posición. Me duele que haya cambiado tu actitud conmigo. Yo siempre he dado la cara por ti”, dijo la influencer sobre la comunión.

Por su parte, el hermano de Isa Pantoja le recriminó su equidistante postura en el conflicto que mantiene con su madre. “Me duele que no quieras ni ver los papeles que tengo. No entiendo que no te hayas querido sentar ni tan siquiera para que te cuente lo que pasa. Jamás me interpondré en la relación entre tú y mi madre o el tío Agustín, pero me gustaría que te sentaras conmigo”. Pese a que le insistió una y otra vez que se comprometiera públicamente a ver los documentos, Anabel evitó en todo momento contestar. “No quiero cambiar mi manera de pensar, porque no quiero perder la parte que me une a ellos”, indicó para defenderse de las críticas. “Si ves eso y por dentro no sientes nada, entonces es porque no me quieres”, le recriminó su primo. “Yo no he sentido ese cariño por tu parte. Yo te necesito mucho más de lo que piensas”.

En ese momento, la colaboradora dejó escapar una risa nerviosa, algo que molestó a su familiar. “No te rías en mi cara, te estoy diciendo algo muy serio. Yo esto mismo también se lo he dicho a mi hermana. Cuando me has necesito he estado y ahora que estoy en el peor momento de mi vida tú no lo haces. Necesito desahogarme contigo y con mi hermana y no estáis”. Ante sus palabras, Anabel le pidió perdón y le replicó que él también ha sido egoísta en algunos momentos de su vida. “No voy a entrar en un problema de madre e hijo y tienes que entenderlo. Sabes lo que va a pasar si me meto. […] Aunque me llames tibia y cobarde, te quiero mucho”, reflexionó Pantoja. “Yo tan solo te digo que no estás a la altura. No estás mirando ni por tu primo ni por tu tía, tan solo miras por ti”, sentenció el DJ.

Al verse acorralada y ante las críticas de su primo y los colaboradores, Anabel Pantoja cogió el bolso e hizo el amago de abandonar el programa. Al borde de las lágrimas, Jorge Javier intentó frenarla mientras que la novia de Omar Sánchez se lamentaba de que la hubiesen obligado a estar en la entrevista cuando no quería porque sabía lo que iba a acabar pasando. Tras una pausa publicitaria, Anabel Pantoja ya no se encontraba entre los colaboradores, algo que su primo criticó al pensar que es un numerito más. “Una tiene que saber a lo que está y a lo que se dedica. Hay cosas que no me molan. Me fastidia que diga que está aquí obligada y eso para mí es echar balones fuera. Ella tiene que saber dar la cara y dejar de echar la culpa a la gente”.


Fuente: Leer Artículo Completo