Kristen Stewart reivindica una de las coloraciones más denostadas de los 90: las mechas

Existe una regla que asume que, después de que una tendencia se queme, esta tarda 30 años en resurgir. La pauta se ha cumplido con la estética de los 90, con la que prescriptoras de moda e influencers llevan tonteando durante algunos años. Ahora, los vestidos lenceros, las diademas o los pantalones de campana han llegado para quedarse, y las tiendas de moda pronta ya los han incluido en sus colecciones.

Pero hay dos maneras de asumir una tendencia: de manera sutil, solo adaptando las prendas (o tendencias de belleza) menos llamativas; y otra más minoritaria, en la que participan la mayoría de las celebrities, que cuentan con estilistas, maquilladores o peluqueros, que están dispuestos a ofrecer un nuevo aire a esa actriz o cantante que se debe a sus fans.

Una de las que no le tiene miedo a los cambios es Kristen Stewart, que decidió cortarse la melena después de haberse hecho conocida en todo el mundo por su papel en Crepúsculo. Desde entonces, ignora las tendencias más románticas y opta por estilismos de querencia punk. También en cuanto a su pelo, que lleva cada vez más corto.

Esta vez, durante la presentación de su nueva película Underwater, la actriz ha apostado por un estilismo capilar, que resucita una de las tendencias más denostadas de los 90: las mechas.

La actriz que se puso en manos de Amber Maynard Bolt y CJ Romero; este último, responsable del aspecto de Stewart durante los últimos meses, que reconoció que la actriz le había pedido “más rubio”. Y que él había cumplido sus deseos.

Las mechas han llegado tímidamente, pero no han pensado abandonar las coloraciones del nuevo milenio. Ahora veremos si consiguen franquear la barrera del underground y se convierten una tendencia de culto mayoritaria.

A post shared by Cj Romero (@cjromero) on

Fuente: Leer Artículo Completo