La curiosa razón por la que Lucía Dominguín perdió el olfato y el gusto (y no fue por el covid)

  • Todo sobre los concursantes de ‘La última cena’

    Lucía Dominguín se ha convertido en una de las nuevas concursantes de ‘La última cena’. Un concurso que no será nada fácil para ella, y es que hace años que perdió el gusto y el olfato, por lo que no será nada sencillo detectar cómo están quedando sus platos. Sin embargo parece que para ella esto no supone ningún problema, y es que ha aprendido a vivir perfectamente con ello pero, ¿por qué no puede oler ni saborear nada? La hermana de Miguel Bosé ha sorprendido a todos al explicar el origen de su problema, que nada tiene que ver con el coronavirus.

    “Tiene que ver con el amor”, ha comenzado explicando la madre de Palito Dominguín, dejando con la boca abierta a Paz Padilla. Al parecer, Lucía sufrió un gran desamor que provocó que una gripe acabase complicándose más de lo esperado, haciendo que todavía siga lastrando esas secuelas. “Me bajaron las defensas, cogí una gripe muy fuerte. Estuve cuatro días abandonada en mi desesperación y ya no lo recuperé”, ha reconocido.

    Sin embargo, ha reconocido que, después de muchos años, parece que poco a poco está comenzando a recuperarse. “Lo que más me falla es el olfato, me funciona de una manera muy rara. El olfato funciona como notas musicales, entra por la nariz y lo sientes en la boca“, ha reconocido.

    Pese a todo, parece que estos problemas no le han impedido poder triunfar con sus platos. De hecho, antes de este concurso, ya participó en ‘MasterChef Celebrity’ donde sorprendió al jurado con algunos de sus platos, aunque no consiguió llegar a la final. Ahora, ella asegura que esto le ha servido para disfrutar de la comida de otra forma, fijándose mucho más en las texturas de los alimentos y la belleza en la presentación de los platos.

    Fuente: Leer Artículo Completo