La infanta Cristina y su hija Irene, entre los invitados de la boda secreta de Felipe de Grecia y Nina Flohr

En la boda civil de Felipe de Grecia y Nina Flohr, celebrada el sábado en la ciudad suiza de St. Mortiz, hubo solo dos testigos: el antiguo rey Constantino II, que presenció la ceremonia desde una silla de ruedas, y Thomas Flohr, padre de la novia y dueño de la compañía aérea VistaJet. Sin embargo, a los recién casados se unieron luego en un almuerzo celebrado en el hotel Badrutt’s Palace una treintena de invitados entre los que se encontraban la infanta Cristina y su hija Irene.

Así lo revela la revista ¡Hola! este miércoles. Las fotografías del reportaje muestran a la ex duquesa de Palma y a Irene Urdangarin, de 15 años, caminando entre la nieve tras aterrizar en el aeropuerto de Saint-Moritz, donde según publica ¡Hola! los invitados de los novios llegaron en varios aviones fletados por la aerolínea de Flohr. Entre estos, todos los hijos de Constantino y Ana María de Grecia: el príncipe Pablo y su esposa, la princesa Marie Chantal, con sus cinco hijos; la princesa Alexia y su marido, el español Carlos Morales; el príncipe Nicolás y su esposa, la princesa Tatiana: y la princesa Theodora, pendiente de celebrar su boda con el abogado estadounidense Matthew Kumar.

En imágenes

Menos invitados y más naturalidad: las 11 bodas de la alta sociedad más fabulosas del año (porque en 2020 también ha habido amor)

La infanta Cristina y su hija viven en Ginebra y pudieron por tanto desplazarse sin complicaciones hasta St. Mortiz, situada al extremo opuesto de Suiza. Dado que España ya no se encuentra en la lista de países de riesgo extremo de transmisión del coronavirus, Suiza no exige a los viajeros procedentes de España guardar un periodo de cuarentena para cruzar sus fronteras, pero ningún otro miembro de la familia de Felipe VI asistió a la boda. Ni siquiera la infanta Elena, que sí viajó recientemente a Abu Dabi para visitar a don Juan Carlos y que tiene una relación especial con su primo: la duquesa de Lugo es una de las madrinas de bautismo del príncipe Felipe de Grecia, ahijado también del rey emérito y del duque de Edimburgo.

La infanta Cristina tiene una buena relación con sus primos griegos. Especialmente, con la princesa Alexia. La infanta es madrina de la primera hija de su prima, mientras que esta lo es de Pablo Urdangarin, el segundo de los hijos de los exduques de Palma. Alexia de Grecia y Dinamarca, por otro lado, fue una de las visitas que recibió la infanta Cristina en Ginebra tras el escándalo del caso Noós y la ha apoyado en varias de sus apariciones públicas. En 2018, por ejemplo, fue con ella al funeral por el aniversario de la muerte de don Juan de Borbón, donde la infanta Cristina coincidió con don Felipe y doña Letizia.

Fuente: Leer Artículo Completo