La justicia vuelve a dar la raz\u00f3n a Julio Iglesias: Javier Santos ya no es hijo del cantante

  • La lucha de Javier Santos y su madre comenzó en 1991, cuando la bailarina recurrió a los tribunales para conseguir que se reconociera la paternidad de su hijo.
  • Javier Santos fue padre de su primer hijo el pasado enero.

    Diez meses. Ese es el tiempo que Julio Iglesias ha sido padre de Javier Santos (de momento). En julio de 2019 y tras una larga lucha legal, el titular del Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia daba la razón a Javier Sánchez Santos y declaraba en su sentencia que el valenciano era hijo biológico del cantante. “Declaro que el padre biológico del referido actor no lo es el Sr. Sánchez Sánchez, que figura como tal en la inscripción de nacimiento, y que lo es el también demandado Sr. Iglesias de la Cueva, con todos los pronunciamientos legales inherentes a ello, y sin que haya lugar a hacer expresa declaración sobre las costas del procedimiento”, rezaba la sentencia.

    Meses después, en septiembre, el abogado de Julio Iglesias presentaba un recurso de apelación contra esa sentencia. Y, ahora, la Audiencia Provincial de Valencia ha revocado la sentencia del juzgado de primera instancia que estimó la demanda de paternidad presentada por el hijo de la bailarina María Edite Santos contra el cantante. El cantante vuelve a tener ocho hijos, de momento.

    Desde 1991 cuando Edite Santos comenzó la batalla judicial, la demanda de paternidad ha sido rechazada en varias ocasiones. Por eso, el tribunal y la Fiscalía apelan ahora a la excepción de “cosa juzgada” contemplada en el artículo 222 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

    El abogado de Javier, Fernando Osuna, ha declarado a El Mundo que este nuevo fallo es “absurdo e incongruente” y critica que el Derecho “vaya por un camino y la ciencia por otro”, en referencia a unas pruebas de ADN aportadas a la causa por el supuesto hijo de Julio Iglesias. Además, deja claro que recurrirán la decisión de la Audiencia Valenciana ante el Tribunal Supremo, “después iremos al Constitucional y por último, si es necesario, al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo”.


    Fuente: Leer Artículo Completo