La princesa Eugenia ha encontrado en este vestido negro de H&M su mayor comodín para looks casual

No solo de diseñadores de renombre y etiquetas lujo se conforman los armarios reales, tan solo hay que observar las últimas elecciones de royals tan afamadas como Kate Middleton, Máxima de Holanda o Doña Letizia para confirmar que las prendas de firmas asequibles también cuentan con un lugar privilegiado.

Un cambio con respecto a décadas pasadas que cautiva al público, pues ve que puede tomar nota de las elecciones de sus grandes referentes y seguir sus pasos a pies puntillas. La última en dejar nota de esta tendencia ha sido la princesa Eugenia que una vez más ha recurrido a una etiqueta low cost para confeccionar el estilismo que le ha acompañado a un nuevo acto público, una visita a la exposición de arte Art Is Freedom, sobre los supervivientes a la esclavitud moderna.


En este caso, la nieta de Isabel II ha recuperado del armario un vestido plisado en color negro, de manga larga, cuello redondo y lazo en la cintura a conjunto de H&M que ya había llevado durante su época premamá. Un diseño tan sencillo como versátil que ha resultado muy acertado con el resto de piezas que completaban el estilismo, un chaleco de tweed estilo cropped en tonos negros y blancos, botas de ante de caña alta y ligero tacón de Isabel Marant y abrigo recto de corte clásico en camel de Max Mara.


El little black dress es una apuesta segura con la llegada del otoño, probablemente el mejor fondo de armario que existe. Eugenia de York ha sabido sacarle el máximo partido en esta ocasión al combinarlo con otras opciones clásicas pero también con tonalidades que nunca fallan como es el color blanco o el camel.




Fuente: Leer Artículo Completo