La reina Letizia sorprende luciendo escote de corazón

  • Las edades de la Familia Real española
  • Todos los ‘looks’ de la reina Letizia: Analizamos cómo ha evolucionado su estilo
  • Analizamos todos los peinados que ha lucido la reina Letizia desde que la conocemos
  • La reina Letizia: repasamos su vida en 50 imágenes

    Después de más de dos años y medio, el Palacio Real ha vuelto a vestirse de gala para una cita muy especial. El rey Felipe VII y la reina Letizia acogían al presidente de la república italiana, Sergio Mattarella, acompañado de su hija y los cuatro han ejercido de anfitriones para el recibimiento oficial y la cena de después que ha tenido lugar en el Palacio Real. Al mediodía, los reyes recibían al presidente italiano y a su hija Laura, en la plaza de la Armería del Palacio Real y más tarde han disfrutado del un almuerzo. En esta comida, la Reina ha vuelto a acaparar todas las miradas con su ‘look’.

    En el conocido ‘pasamanos’, las mascarillas y las distancias han sido las protagonistas de la noche, pero eso no ha impedido ver los vestidos y trajes de galas que lucían los importantes invitados a esa cena en el Palacio Real. Una de las anécdotas de esta gala ha sido que al principio ha habido una ligera confusión a la hora de la colocación. Los monarcas y sus invitados no tenían demasiado claro dónde tenían que colocarse, ya que dependiendo del momento, el protocolo indica una posición u otra. Finalmente, lo han solventado bien, con unas pequeñas risas por la circunstancia, que no se suele ver mucho en este tipo de citas tan majestuosas.

    La reina suele reciclar outfits y eso la engrandece, pero para esta noche tan elegante y especial, doña Letizia ha preferido estrenar. Su majestad ha captado todas las miradas de la sala con un fabuloso vestido negro que marca su estilizada figura. Se trata de una creación negra de tirante ancho y escote corazón que realza el pecho y que sorprende por ser más pronunciado que los que lleva habitualmente. Cuenta además con unos estratégicos drapeados en la cintura que generan esa sensación de avispa, de los que parte una falda acampanada con mucha caída.

    Para el cabello, doña Letizia ha optado por un clásico recogido de moño bajo trenzado con raya al medio. Las grandes protagonistas del look han sido las joyas. Su majestad se ha decantado por la tiara rusa platino, con perlas y diamantes formando lágrimas invertidas, que debe su diseño a los tradicionales tocados rusos, los kokoshnik.

    Fuente: Leer Artículo Completo