La soledad de Diego Matamoros en su lucha personal contra el coronavirus

Ha pasado unas semanas extremadamente duras y, ahora que los síntomas han remitido y se han convertido en leves, Diego Matamoros ha querido relatar en ‘Sálvame’ el auténtico calvario que ha atravesado al tener que hacer frente al coronavirus completamente solo. Apañándoselas para sacar a su perro a primera y última hora del día, con guantes y mascarilla, para no cruzarse con nadie y evitar contagiarles.

“Lo he pasado bastante mal, pero por suerte estoy saliendo ya y lo síntomas son leves”, comenzaba, detallando que todo comenzó con unas “anginas bastante importantes porque se me empezó a inflamar el cuello, la parte de amígdalas. Ahí empezó la fiebre y una tos casi asmática, me mareaba y se me cerraban los pulmones”.

Me mareaba y se me cerraban los pulmones”

Fue entonces cuando decidió llamar al teléfono indicado por la Comunidad de Madrid para las personas que sintomatología de Covid-19, para evitar el colapso en los hospitales en el caso de que estos fueran leves y que se pudiera controlar a distancia. Diego, con rotundidad, contesta que la atención fue “nula por parte de Sanidad”.

Llamé al teléfono de la Comunidad de Madrid, me atendieron y me dijeron que a las 24 horas una persona se pondría una persona conmigo y eso no pasó“, explicaba. Este proceso lo realizó dos veces, teniendo el mismo poco éxito. Así que no le quedó más remedio que recurrir a su seguro privado. También cuenta cómo fue de aquellos que, por su cuenta y riesgo, tomaron ibuprofeno para frenar los síntomas, cayendo en un empeoramiento.

Estoy solo en casa, me he comido todo este proceso solo. Estar solo es complicado y muy duro“, continuaba Diego que sorprendía, instantes después, al meter a su exmujer, Estela Grande, en la lista de personas a las que ha echado en falta durante esta lucha en soledad: “A mi familia, a mi expareja y a toda la gente que de verdad me quiere”.

El hijo de Kiko Matamoros reconocía haber hablado con Estela, pero no entraba más allá de la superficalidad de esa confesión. Hay cosas que, como él mismo señalaba, deben quedar en la intimidad. Si hay un acercamiento o no, queda entre ellos. Y si hay una nueva parte en su historia de amor, lo veremos cuando, poco a poco, regresemos a la normalidad y puedan ponerse cara a cara.

Ahora, por el momento, él se ha limitado a ofrecer un desnudo en su cuenta de Instagram como reclamo para seguir concienciando a la gente de que, aunque se empiece a hacer pesado, es absolutamente necesario que nos sigamos quedando en casa.

Fuente: Leer Artículo Completo