La verdadera historia sobre cómo se rompió la tiara de la reina Isabel el día de su boda

En la mañana de su boda con el apuesto Felipe Mountbatten en 1947, la entonces princesa Isabel, heredera del trono británico, sufrió lo que hoy llamaríamos un ‘problema de vestuario’. Como le reveló a la duquesa de Cambridge en 2018 mientras recorrían una exposición con vestido de novia de Kate en 2011, la reina Isabel II no sabía que su tiara también era un collar y accidentalmente tocó el broche. Afortunadamente, el joyero real Garrard estaba disponible para arreglarlo, y la monarca añadió: "Creo que pegó el muelle". La reina madre, al parecer, se mantuvo tan tranquila como siempre, diciendo: "Tenemos dos horas y hay otras tiaras".

La tiara en cuestión era la Queen Mary Fringe Tiara, y era su "algo prestado", que en ese momento pertenecía a su madre, a quien se lo había regalado la madre de su marido, la reina María. Encargado por Mary en 1919, originalmente era un collar de flecos que era un regalo de boda de la reina Victoria, que llevaba en el cabello. Sin embargo, a Mary le gustaba personalizar sus piezas de joyería para convertirlas en algo nuevo y más de su gusto, por lo que 26 años después del día de su boda en 1893 le pidió a Garrard que la convirtiera en una pieza de estilo kokoshnik, que constaba de 47 barras de diamantes, separadas por 46 púas más estrechas que aún podrían quitarse para hacer un collar.

El estilo de tiara kokoshnik fue popular en los siglos XVIII y XIX, particularmente entre la familia imperial Romanov. Hoy en día, la reina posee varias otras tiaras en este estilo, una que fue propiedad de la gran duquesa Vladimir, y la Greville Emerald Tiara, que le prestó a su nieta, la princesa Eugenia, el día de su boda en 2018. Esta última fue creada en 1919 por Boucheron para Margaret Greville, filántropa y figura de la sociedad británica, y más tarde heredada por la reina madre a su muerte.

Si bien la tiara Queen Mary Fringe todavía está en la colección de la reina, rara vez la usa. Solo lo ha llevado otro miembro de la familia antes que la princesa Beatriz, la princesa Ana, la hija de la reina, que lo escogió para casarse en 1973. Una de sus últimas veces que Isabel II la lució antes de la boda de Beatriz y Edoardo Mapelli Mozzi fue para el retrato por el Jubileo de Diamantes en 2011.

Artículo publicado originalmente en Tatler y traducido. Acceda al original aquí.

Fuente: Leer Artículo Completo