Las claves del reencuentro de Fani y Rubén un año después de su paso por ‘La isla de las tentaciones’: así han saldado sus cuentas pendientes

Aquel grito de “Estefaníaaaaa” emitido por Christofer, al ver cómo su pareja, Fani, le estaba siendo infiel con Rubén, se convirtió en el momentazo de la primera edición de ‘La isla de las tentaciones’. No solo eso, sino que supuso un impulso más que crucial para el formato que, ahora, vive su segunda entrega.

Aquella escena se grabó hace más de un año, aunque se emitió poco después de que comenzara este 2020. Fani y Rubén vivieron escenas de roneo, pero terminaron la relación de manera abrupta, porque fue él quien decidió irse solo de la isla (recuerda sus palabras de rechazo, aquí), dejando a Fani con cara de tonta. Y con la tarea por delante de restablecer la relación con su chico.

Anoche, el programa tenía una sorpresa para la audiencia. Carlos Sobera, presentador del debate, lo anunciaba: por primera vez desde aquel desplante, iban a verse las caras Fani y Rubén en un plató de televisión. “No puedo prohibirle la entrada ni nada parecido, así que, que esté aquí en el plató me parece bien. ¿Qué le voy a hacer?”, era la respuesta de ella al conocer que él tenía un mensaje que darle.

“Solo quiero que sepas que espero que entre nosotros no nos menospreciemos más. Que nos respetemos cuando nos veamos por los platós porque ya ha pasado mucho tiempo. Me alegro de verte así de bien, la verdad”, era el discurso que llevaba preparado Rubén y que se llevó el choque frontal con las palabras de una Fani indignada y con resquemor: “La última vez que nos vimos podías habérmelo dicho así”.

“Lo único que no me gusta es que sigas diciendo que te dejé plantada porque no fue así”, añadía Rubén, encontrándose, una vez más, la hostilidad de Fani: “Hace mucho tiempo que no lo he dicho, pero gracias por haberme tratado así aquella vez porque me di cuenta de lo que quiero a Christofer“.

Él intentaba explica qué es lo que sucedió para que todo terminara de una manera tan precipitada: “Me agobiaste y estabas todo el día preguntándome que qué me pasaba. Nada más, es que nunca te dejé porque nunca te prometí nada. No tiene sentido llevarnos mal. No salió bien y ya está. Me pareces una tía genial y quiero llevarme bien contigo”.

Este cara a cara terminaba con una reflexión y confesión de Estefanía: “He sentido vergüenza al verme así y dolor por Christofer. Me arrepiento mucho. Estoy totalmente segura de que no. Me di cuenta de lo que quiero a mi pareja y jamás se lo volvería a hacer. Le quiero muchísimo”.

Fuente: Leer Artículo Completo