Las desgarradoras palabras del hijo de Lorenzo Sanz tras su muerte por coronavirus

A mitad de la pasada semana, conocíamos que Lorenzo Sanz, el que fuera presidente del Real Madrid entre los años 1995 y 2000, había sido hospitalizado en la Fundación Jiménez Díaz, en la capital, y había dado positivo al test del coronavirus. Días después, durante el fin de semana, fallecía.

Ayer, su hijo Lorenzo entraba mediante videollamada en ‘Sálvame’ y pronunciaba unas desgarradoras palabras sobre la marcha de su padre. Las primeras desde que se despidieran de él de la manera más íntima, debido a todas las medidas y precauciones que se están teniendo en estos días con el tema de funerales y entierros para minimizar al máximo los contagios.

No hay entierro. Eso es otra de las cosas tristes, sobre todo por nuestra cultura de velar a nuestro familiar. Lo han llevado al Tanatorio San Isidro, no podemos estar presentes en la incineración. Se lo van a llevar a San Lorenzo del Escorial y ya nos traerán la urna con sus cenizas y ya está, se acabó. No se puede hacer nada… Es un drama“, relataba al respecto.

Que se te vaya así de rápido una persona que tendría 10 o 15 años más de vida es desgarrador, pero las muestras de cariño que hemos tenido, quieras que no, te sirven un poco”, comenzaba relatándole a Jorge Javier Vázquez.

No tenía todos los síntomas que decían que había que tener”

Lorenzo hijo trataba de expresar lo durísimo que había sido: “Te lo dejan en el hospital y no puedes estar con él en los días en los que lucha por salir adelante. El médico nos decía que estaba mal la cosa, se muere y no puedes ir tampoco allí. Mi madre no puede recibir el abrazo de sus hijos, de sus nietos, de todos los seres queridos,… y es lo que se hace más duro y más dramática la situación”.

“No tenía todos los síntomas que decían que había que tener. Tener solo fiebre. Tenía un poco de tos suelta, pero ese agobio a la hora de respirar. Y tanto mi madre como mi padre decidieron que se quedaban en casa. No parecía una cosa grave al principio y se quedaron en casa hasta que avanzaron esos síntomas, y el día que le faltó un poco la respiración le dije a mi madre, llama”, explicaba cómo fue todo antes de llevarle al hospital y que los acontecimientos sucedieran a gran velocidad, hasta llegar al fatal desenlace.

Fuente: Leer Artículo Completo