Las dos veces que Rafael Amargo ha tenido que ingresar en un centro de desintoxicación

A Rafael Amargo le hubiese gustado que, esta recta final de 2020, su nombre hubiese aparecido en los titulares y en las informaciones en prensa tan solo por ese espectáculo de ‘Yerma’ que estrenó hace diez días en el madrileño Teatro de La Latina. Sin embargo, su detención dos días antes por un presunto delito de tráfico de drogas y otro de organización criminal, lo ha emborronado todo.

Máxime cuando, tras su puesta en libertad, tenía apalabrada una entrevista con ‘Sábado Deluxe’ que jamás llegó a ofrecerse. El bailaor dejó tirado al espacio de Telecinco a última hora por un tema que, ahora, se sabe que atendía, exclusivamente, a razones económicas. Él pedía 50.000 euros y, tras las negociaciones de rigor y los tiras y aflojas, él no bajaba de los 40.000 y el programa no estaba dispuesto a subir a más de 30.000, 10.000 más que lo que puso sobre la mesa en un primer momento.

Así las cosas, y tras conocerse este baile de cifras, Amargo sí se prestaba a entrar en la mañana de este último lunes en ‘Espejo Público’. Allí desmentía que hubiese afirmado ante el juez, durante esas horas en las que tuvo que declarar, que en su casa hubiera “mucha alegría”, que lo que hay allí es “mucha literatura y mucha cultura“. Además, dejaba claro que, en sus fiestas, los invitados son libres de hacer lo que consideren sin que ello suponga que él tenga nada que ver: “El que consume en mi casa consume también en la suya”.

El artista aprovechaba esa intervención para dejar claro que, si bien es cierto que la venta de entradas de su espectáculo se ha visto incrementada desde que saltó la polémica, “antes de esto también llenaba teatros“. No quiere que se desvirtúe su trabajo, porque no sería de justicia cargar todo el mérito del éxito a las circunstancias extralaborales que solo atañen a la esfera de su privacidad.

Amargo volvía a hablar, como ya hizo en el momento de su puesta en libertad, que lleva cinco años si consumir ningún tipo de droga, aunque reconoce que, en dos ocasiones, tuvo que ingresar en rehabilitación por “exceso de trabajo”.Y añadía: “Estuve tres meses la primera vez y luego otros dos“.

Tampoco se cortaba a la hora de dar detalles sobre cómo fue el momento de la detención: “Nos metieron en un portal y estábamos flipando“. Explicaba que los agentes revolvieron sus pertenencias y que, algunas de ellas, no han vuelto jamás a su posesión. Entre lo que Rafael echa en falta, “un anillo”. “Pueden haber escuchado: ‘Me voy a matar de lo cansado que estoy, dame un kilo de heroína a ver si me lo meto en vena’. ¿Crees que eso puede ser verdad?”, se manifestaba sobre las escuchas telefónicas.

¿Y que hay de cierto en que Blanca Romero, una de las estrellas femeninas del ‘show’, se haya apartado en medio de este revuelo? No puede confirmar ni desmentir que haya dejado la obra, porque no ha tenido señales de vida de la actriz desde que le detuvieron. “Producción la ha llamado y ella no ha contestado ni ha dejado un mensaje“, señalaba, dejando en el aire que esta vaya a subirse a las tablas en algún momento junto a él.

Fuente: Leer Artículo Completo