Las mejores fotos de las royals en Wimbledon

La historia de Wimbledon, uno de los cuatro Grand Slam del circuito de tenis mundial, se remonta a 1877, lo que le convierte en el torneo de tenis más antiguo y el único grande que se disputa sobre hierba. Si sobre la pista nombres como los de Roger Federer, Martina Navratilova, Björn Borg, Martina Hingis o Serena Williams forman parte de la historia, en el palco de autoridades la realeza siempre ha sido la gran protagonista.

Son pocos los miembros de la familia real que no han acudido a las instalaciones del All England Club a lo largo de los años. Si a comienzos de siglo la Reina Madre era fija de la competición, después tomó el relevo su cuñada, la princesa Marina de Grecia, duquesa de Kent. Sus vestidos de flores y sus elegantes trajes de chaqueta protagonizaron algunos de los momentos de moda más recordados del torneo.

La duquesa de Kent siguió asistiendo durante décadas, incluso fue una de las acompañantes fijas de Lady Di en el torneo, pero en la década de los 50 empezó a compartir protagonismo con la reina Isabel II y su hermana Margarita. Ambas dejaban claro en el palco su gran complicidad, y en muchos casos sus looks más atrevidos, ya fuera con turbantes, sombreros o gafas de sol poco habituales en sus estilismos.

La princesa Ana también acudió con asiduidad a la cita, pero fue en la década de los 80 y los 90 cuando Lady Di se convirtió en la invitada más esperada del torneo. Ya fuera con royals extranjeros, con su cuñada Sarah Ferguson o con su hijo, el príncipe William, ella siempre llamaba la atención de los asistentes y los periodistas allí congregados. Diana adoraba el tenis, un deporte que solía practicar a menudo, y en Wimbledon disfrutó de jornadas inolvidables.

Una pasión que hubiera compartido con su nuera, Kate Middleton, que se escapa a ver partidos siempre que puede, en muchas ocasiones acompañada por su familia, desde su hermana Pippa a su madre Carole y su hermano James. En Wimbledon también ha compartido momentos con Meghan Markle, cuando parecía que la sintonía entre ambas era más que perfecta. Y en Wimbledon Kate nos ha dejado looks inolvidables como su vestido amarillo de Dolce & Gabbana, el vestido retro azul cielo de Emilia Wickstead o el vestido verde con botones dorados también de Dolce & Gabbana. Repasamos las mejores imágenes que nos han dejado las royals inglesas en Wimbledon a lo largo de los años.

La madre de Isabel II, Isabel Bowes-Lyon, ya disfrutaba del torneo de tenis en la década de los años 30 del siglo pasado. En la imagen, con la ganadora Helen Wills Moody, luciendo un vestido con cinturón, chaqueta oversize, guantes y sombrilla.

La tía de Isabel II se encargó durante muchos años de representar a la familia real en Wimbledon y entregar el trofeo. Los vestidos de flores eran siempre su opción favorita.

Con apenas 30 años, Isabel II ya era fija en Wimbledon, encargándose de la entrega del trofeo femenino, mientras que Felipe de Edimburgo hacía lo propio en el masculino. Con un vestido de flores y un collar de perlas, la Reina derrochó elegancia y buen gusto.

En 1977, la reina Isabel II escogió un look compuesto por abrigo rosa y turbante a juego. Lady Di escogería el rosa en varias ocasiones para asistir a Wimbledon.

El palco de autoridades siempre se ha llevado las miradas. En la final de 1962, dos looks rompedores de Isabel II y su hermana, con gafas de sol y llamativos sombreros y tocados.

La imagen de la princesa Margarita fumando en la final de 1965 ha pasado a la historia.

En 1970 la princesa Margarita entregó el trofeo femenino. El elemento más destacado de su look fue el gran moño que lució, rodeado de una cinta con lazo.

Con este minivestido de cuadros y sombrero con cinta, la primogénita de Isabel II fue una de las protagonistas de Wimbledon.

En su primera visita a Wimbledon, Diana de Gales estuvo acompañada por el príncipe Alberto de Mónaco y escogió un dos piezas de flores con chaqueta con lazada, un look perfecto para la ocasión.

Diana se convirtió en fija del All England Club. En esta imagen, luciendo una chaqueta acolchada en tonos grises y rosas y acompañada por la duquesa de Kent.

En 1984 acudió embarazada del príncipe Harry, con un vestido marinero de manga larga y lazo en el cuello.

En 1986, sus gafas de sol con montura blanca y estilo deportivo recordaron a los looks más atrevidos de la princesa Margarita.

Las cuñadas compartieron confidencias en varias ocasiones en el palco de Wimbledon. Años después, la imagen se repetiría con Kate Middleton y Meghan Markle.

Diana adoraba acudir al tenis con su hijo mayor. En el 91, lució una chaqueta morada con un gran cinturón blanco para esta cita especial.

Su traje color salmón con llamativas joyas doradas es uno de los estilismos más recordados de la princesa en el tenis.

En 1994 lució un vestido cruzado con botones dorados en blanco y negro con grandes solapas.

Su look rojo de 1994 fue uno de los más llamativos.

En 2011, tras su compromiso, Kate y William acudieron juntos. Después, sería la duquesa en solitario o con su familia la encargada de acudir a la cita.

El blanco ha sido uno de los colores favoritos de Kate Middleton a lo largo de los años en Wimbledon.

Este vestido de punto con ochos y detalles marineros fue una de sus primeras elecciones en Wimbledon.

En 2014 Kate acudió con este vestido blanco calado y clutch de rafia en tono natural y rojo.

Su hermana se ha convertido en su compañía favorita para ir a Wimbledon.

En 2012 con uno de sus looks más sencillos: vestido azul y blazer marino.

Este vestido de Jonathan Saunders fue su apuesta en 2014.

Al igual que Diana de Gales en 1994, Kate lució un total look rojo en 2015.

Su look amarillo de Roksanda Ilincic en 2016 no pasó desapercibido.

Su vestido de mariposas, flores e incluso labios de Alexander McQueen llamó la atención en 2016.

Este vestido de lunares de Dolce & Gabbana fue otra atrevida apuesta.

En 2018 Meghan Markle se estrenó en Wimbledon acompañando a Kate. La duquesa de Sussex escogió unos pantalones blancos y camisa de rayas, y Kate, un vestido de Jenny Packham.

El vestido amarillo de Dolce & Gabbana es uno de los looks más recordados de Kate.

Otro acierto de Kate: este vestido bicolor de Suzannah.

Tras dar a luz a Archie, Meghan volvió a asistir con Kate al tenis. Ella escogió una falda plisada con camisa blanca, y Kate, un vestido verde de Dolce & Gabbana.

Este vestido azul de Emilia Wickstead define a la perfección el estilo de Kate Middleton.

Wimbledon también ha sido el escenario perfecto para recibir a royals de otros países. En 1981 fueron los Grimaldi los invitados, compartiendo palco con Diana de Gales.

En 1995, el rey Hussein y la reina Noor de Jordania fueron los invitados.

En 2001 asistieron los príncipes herederos de Bélgica, Alberto y Matilde.

Los entonces príncipes Felipe y Letizia acudieron en 2008 a ver ganar a Rafa Nadal. Letizia se decantó por el tradicional trench inglés en color blanco.

Fuente: Leer Artículo Completo