Leonor volverá a ser la protagonista de los Premios Princesa de Asturias: de los detalles de su vestido, a su discurso

Leonor volverá a ser la protagonista de los Premios Princesa de Asturias. La heredera debutó el año pasado en esta cita que lleva su nombre, y lo hizo de la mejor manera posible: con una presencia impecable y un brillante discurso políglota que nos dejó sin palabras. Por eso, este extraño 2020, en el que la ceremonia será casi privada por las medidas de seguridad sanitaria necesarias por el coronavirus, todo apunta a que la Princesa también acapare todas las miradas.

La crisis que atraviesa nuestra monarquía y la pandemia del coronavirus marcarán estos Premios Princesa de Asturias, en los que suponemos un perfil bajo de la Reina Letizia y en los que la presencia de doña Sofía tiene más significado que nunca. Sin embargo, Leonor está llamada a ser la gran protagonista de un acto mucho más íntimo en el que todo el mundo estará pendiente de sus palabras.

El año pasado, la heredera arrancó su histórico discurso asegurando que “hoy es un día muy importante en mi vida que he esperado con mucha ilusión”, se deshizo en elogios a la corona (“[el de Princesa de Asturias] es un título que me compromete con la entrega de servir a España y a todos los españoles”) y a su abuela “[doña Sofía] sabe lo importante que para mí es su presencia en esta ceremonia”, y terminó su intervención reconociendo que sería “un día que llevaré siempre en lo más profundo de mi corazón“. Este año, esperamos un mensaje también emotivo, muy blanco, que abogue por el continuismo de una institución que está viviendo su particular ‘annus horribilis’ y en el que la Princesa se reafirme en su papel de heredera.

En cuanto a su look, también acaparará miradas y titulares. Y es que hace tiempo que los estilismos de las hijas de los Reyes, sobre todo de Leonor (aunque Sofía a veces le roba el protagonismo) se estudian tan en detalle como los de Doña Letizia. Mucho se ha escrito y dicho sobre si la Princesa, que está a punto de cumplir 15 años, viste demasiado aniñada para su edad, y que sus estilismos no son propios de una adolescente. Ya el año pasado vimos los primeros atisvos de cambio y este verano, durante sus vacaciones en Mallorca, hemos confirmado la tendencia. Además, en el Día de la Hispanidad, la vimos con un suétermuy actual de &Other Stories y sus primeros tacones: unos zapatos de ceremonia de Mascaró con efecto glitter.

Si este año tuviéramos que apostar, lo haríamos por un vestido de tweed en tonos azules (el color del Principado de Asturias y el de su título real), de silueta evasé, combinado nuevamente con unos ‘kitten heels’ y su melena suelta con ondas.

Fuente: Leer Artículo Completo