Letizia: su vuelta a la facultad, detalle a detalle

En la vida todo es actitud. Y volver a la universidad también lo es. Este era mi pensamiento de camino a la Facultad de Ciencias de la Información de Madrid, donde el martes 14 la Reina presidió el 50º aniversario de su fundación. 50 años ha cumplido mi facultad. Yo esto no me lo pierdo. Eso pensé al poner el pie en el campus de la UCM. Volver a la universidad tiene eso de romántico y de ilusionante. Es como reconectarte con el pasado, como tirar un cable de toma tierra y enchufarte a la máquina del tiempo. Pues ahí está la facultad, con su hormigón gris. Igual que siempre, pero con mucha más luz. Ahí estudió Periodismo la Reina y se licenció en 1995.

El acto prometía aplausos y felicitaciones a la Reina, por su nombramiento como alumna UCM de Honor. Sin embargo, fue más allá y hubo anécdotas. La música y los vídeos que se proyectaron nos unieron un poco más a los ex alumnos y alumnas que allí estábamos. Así es el lenguaje universal de las emociones. Que puede con todo.

Las imágenes de nuestra facultad, de aquellos años de estudiantes, despertaron la nostalgia. Y la música, del cuarteto de cuerdas de la Orquesta Sinfónica de la UCM, era“Cinema Paradiso” de Ennio Morricone.La emoción me superó. Pues así, con actitud y muy superada por las emociones del pasado, asistí al acto, que clausuró la Reina al recibir su distinción de manos del rector Joaquín Goyache.

Para recordar, las palabras de doña Letizia sobre su paso por la universidad: “Venir cada día durante cinco años en la década de los 90 a este lugar deja huella. Creo que todos los que hemos pasado por aquí sabemos de qué hablo. Igual que todos sabemos por qué queríamos ser periodistas”. Fue su reconexión con su anterior profesión, que tanto le gusta.

Para sonreír, una anécdota: “Recuerdo a un catedrático y en mitad de la clase, el hombre un poco harto dijo: “Ortiz, desde luego no sé lo que va a ser de su vida, pero a pesada (se refería a la curiosidad) no tiene rival”, contó la Reina.

Como detalle, una mención para la cafetería de la facultad: “Aquí me enseñaron muchísimas cosas, entre otras, a usar el tipómetro. Aprendí mucho más. En las aulas y fuera de ellas, qué les voy a contar de la cafetería de esta facultad”.

Para su regreso a su pasado universitario, la Reina rescató un vestido en denim de Hugo Boss, con un mini cinturón de color rojo y zapatos de Magrit. El vestido camisero es 100% sencillo y funcional. No tiene mucho más que unos bolsillos en el top y una falda recta de botones. Interpreto su elección de estilo y encuentro en el look denim un punto de conexión con este esperado acto en la universidad. Yo veo que el vaquero siempre es joven. Va en su adn. Igual que la Facultad de Ciencias de la Información, que siempre es joven (joven de 50 años). Porque también va en su adn. Así, contextualizado, veo este vestido denim, depurado y en plan minimal.

Un vídeo del acto recogió muchas felicitaciones de antiguos alumnos y alumnas. Sonrisas de Alejandro Amenábar (hubo una imagen de Ana Torrent en “Tesis”, peli que se rodó en la facultad), Javier Ambrossi, Daniel Monzón,Nieves Herrero, Teresa Viejo, Elena Sánchez, Ricardo Querol, Francine Gálvez y Mario Vaquerizo, con su buen rollo de siempre: “Yo he formado parte de esa familia”.
Junto a la Reina, también fueron distinguidos como Alumni UCM Ilustres Fernando León de Aranoa, que confesó: “Allí me formé como profesional y como persona”; José Antonio Llorente, Mónica Moro, Fernando Rodríguez, Vicente Vallés, Alex Grijelmo y Pepa Bueno, que lanzó un “felicidades a todos los que compartimos aprendizaje hace mucho tiempo”. Alumnos históricos de esta facultad por la que han pasado 60.000 profesionales. En la foto, la Reina, con León de Aranoa.

Como clausura del acto, un cálido homenaje al cine, que tanto oxígeno nos da. El cuarteto interpretó temas de las BSO de las pelis “Barrio” (León de Aranoa), “Mar Adentro” (Amenábar); “Bienvenido Mister Marshall” (Berlanga); y “La niña de tus ojos” (Trueba).


Fuente: Leer Artículo Completo