Los 18 años de Romeo, la estrella del clan Beckham: su primera portada de moda, pasión por el tenis y un amor adolescente

Romeo Beckham (18) ha cumplido ya uno de sus grandes sueños: convertirse en portada de una de las revistas de moda masculina más prestigiosas del planeta. “Orgullosa de ti”, escribía Victoria Beckham junto a la fotografía de su segundo hijo en L’Uomo Vogue en la que podemos ver a un Romeo más maduro, con el pelo decolorado, varios pendientes al más puro estilo Beckham y una pose de verdadero top model. El joven, que solo tiene 18 años, protagoniza además un extenso reportaje con diferentes looks tanto en un set de rodaje como al aire libre donde demuestra que lleva la moda en la sangre.

https://www.instagram.com/p/CKMJH-8glJg/

A post shared by ROMEO (@romeobeckham)

Con un gran parecido a su madre, el gusto por la moda del hijo de los Becks le viene de lejos y siempre ha sido el más mediático de los cuatro vástagos de David y Victoria. "Siempre hay nervios cuando nacen niños, pero es lo más hermoso del mundo", comentaba el exfutbolista poco después del nacimiento de Romeo en 2002. Por muy pocos meses, el pequeño nació en el exclusivo hospital londinense de Portland, pero podría haberlo hecho en Madrid, ya que sus padres se mudaban a la capital española cuando él aún no había cumplido su primer añito de vida.

https://www.instagram.com/p/CKMLNMTJyGL/

A post shared by Victoria Beckham (@victoriabeckham)

Su hermano estuvo en su parto

Llegó al mundo tres años después que su hermano mayor Brooklyn y precisamente él asistió al parto de su madre junto al deportista que entonces triunfaba en el Manchester United. “Tiene la nariz de Brooklyn y la barbilla de Victoria”, decía el orgulloso padre a los medios pocos minutos después del nacimiento de su segundo hijo del que algunos medios ingleses habían asegurado que sería una niña y se llamaría Julieta. “Se llamará Romeo, es un nombre que nos encanta”, añadió David.

Cuando los Beckham se instalaron en Madrid tras el fichaje de él por el club blanco, Brooklyn y Romeo trataron de pasar desapercibidos pese al revuelo mediático que provocaron sus padres en España con los supuestos deslices amorosos de David y los (también supuestos) comentarios de la ex Spice Girl sobre el olor a ajo de nuestro país y que la pusieron en el punto de mira. Los niños asistían al colegio Runnymede College, una escuela británica privada a la que suelen acudir los hijos de diplomáticos y personajes de la jet (a él fueron los hijos de Cayetano Martínez de Irujo tras su estancia en Reino Unido), situada en La Moraleja y que cuesta unos 10.000 euros por curso.

https://www.instagram.com/p/CElXemihKZr/

A post shared by David Beckham (@davidbeckham)

Soñaba con ser tenista

Desde muy pequeño, Romeo mostró su amor por el deporte y, sobre todo, por el fútbol. Aunque parecía que seguiría los pasos de su padre y David presumía del talento de su vástago para ser su heredero en el campo jugando en las categorías inferiores del Arsenal, el niño cambió el balón por la raqueta antes justo de entrar en la adolescencia. Y sus padres, para apoyar a su hijo, le construyeron una pista de tenis en su casa para que pudiera entrenar a todas horas sin salir de su hogar familiar.

Y parece que no se le daba nada mal. “Es bastante astuto y tiene mucho talento. Si sigue así, llegará lejos”, decía Dimitrov sobre él después de jugar algún partido juntos. Incluso llegó a inscribirse en la Academia de Rafa Nadal (su ídolo) en Mallorca. "Cuando me dijo que quería dejar el fútbol para dedicarse al tenis, una parte de mí quedó devastada, pero también sentí alivio", bromeaba su padre.

https://www.instagram.com/p/CJN0GZhgKrG/

A post shared by ROMEO (@romeobeckham)

Su primera campaña con 12 años

Pero además del deporte, a Romeo siempre le interesó la moda. No es nada raro teniendo como madre a una diseñadora de éxito y como padre a uno de los hombres más elegantes del mundo. Con tan solo 12 años, el niño dio sus primeros pasos en la industria fashion protagonizando, nada más y nada menos, que la campaña de Burberry, firma británica icónica por excelencia. Su imagen hizo que las ventas de la marca subieran más de un doce por ciento y le dio el empujón definitivo para repetir con ellos en la campaña navideña. Eso fue solo el principio. Sus padres siempre le han apoyado en su carrera en el modelaje, pero también han querido que se lo tome con calma y que siguiera estudiando (terminó el instituto en el elitista Wetherby Prep School de Westminster, muy lejos de la escuela pública en Essex en la que estudió su padre) antes de lanzarse de lleno a la conquista de la industria.

David ha sido uno de los que más nos ha mostrado los avances vitales de su segundo hijo. Le hemos visto enseñarle a afeitarse por primera vez y hasta se ha picado con él por superarle en altura hace ya un par de años. Además, igual que hizo con Brooklyn, en agosto del año pasado le acompañó a hacerse su primer tatuaje, siguiendo la tradición familiar (cabe recordar que David tiene más de 60 tatuajes decorando su cuerpo). Romeo es un joven muy familiar y es habitual verle disfrutar de la compañía de sus padres y sus hermanos pequeños, Cruz y Harper, a los que adora.

https://www.instagram.com/p/CEmfTEaD2D3/

A post shared by ROMEO (@romeobeckham)

Por su 18 cumpleaños le organizaron una pequeña fiesta en el cottage de los Cotswolds en la campiña inglesa de los Becks (donde además pasaron el confinamiento en marzo y que se ha convertido en su refugio) y su padre le dedicó un post con un video en el que repasaba algunos momentos de su vida en el que demuestra lo orgulloso que se siente del joven. “Feliz cumpleaños, mi hombrecito (no tan pequeño ya). Te has convertido en una persona maravillosa y en un gran hombre. Te queremos mucho, no dejes nunca de perseguir tus sueños. Y sí, finalmente tengo que admitir que eres más alto que yo”, reconocía el exfutbolista.

https://www.instagram.com/p/CISkXosgcWH/

A post shared by ROMEO (@romeobeckham)

Enamorado de otra modelo

Poco antes de cumplir los 18 años, Romeo presentaba en sus redes sociales a su primer amor. Una escapada romántica a París con Mia Regan hacía saltar todas las alarmas sobre un posible romance juvenil de la pareja. La joven tiene la misma edad que Romeo. Nació en Bath, Inglaterra, y hace unos meses fichó por la agencia de modelos Storm, una de las más relevantes de Reino Unido, y parece haber hecho muy buenas migas con su suegra, ya que contó con ella para la colaboración de Victoria Beckham con Reebok y ha sido una de las modelos en la última colección de la excantante. Mía se ha convertido en una de las grandes exponentes de la llamada Generación Z y suele publicar collage con sus looks en sus redes sociales de una manera muy original.

https://www.instagram.com/p/CKJsKjsj-gK/

A post shared by ROMEO (@romeobeckham)

La joven modelo se declara admiradora de Vivienne Westwood por su manera de abanderar la sostenibilidad y el estilo ‘caótico’, pero también le gusta el estilo de la rapera Lava La Rue, una de las fundadoras de Nine8Collective, y se muere por las prendas vintage de Jean Paul Gaultier. París es su ciudad favorita, juega al netball (similar al korf neerlandés y a la pelota al cesto argentina) desde niña y practica yoga a diario. Mooch, como la llama su chico, y Romeo comenzaron a salir a mediados de 2019, pero su relación no se hizo pública hasta el pasado verano. Igual que ha sucedido con Nicola Peltz (la prometida de Brooklyn), Mia se ha integrado a la perfección en la familia de su novio y ya ha pasado las últimas vacaciones en Puglia, en el sur de Italia, con sus suegros.

Fuente: Leer Artículo Completo