María Lapiedra, destrozada, arremete contra ‘Sálvame’: »¡Os encanta destruir parejas!»

Gustavo González se mostró consternado al enterarse en directo que su pareja, María Lapiedra, podría haber vuelto a realizar bailes eróticos en despedidas de soltero. Todo ello, a espaldas del colaborador de ‘Sálvame’ y mientras él pensaba que su futura esposa se dedica en cuerpo y alma al cuidado de la hija que tienen en común. Al parecer, según la información que maneja el programa, Lapiedra concede «citas» para presidir este tipo de celebraciones y realizar un striptease. En concreto, ‘Sálvame’ mostró los correos electrónicos y los mensajes que, supuestamente, intercambió la exactriz porno con unos chicos en donde exponía sus condiciones.

Señalada, María Lapiedra ha decidido dar la cara y acudir al programa en el que trabaja el paparazzi para negar las acusaciones de que esté llevando una doble vida a sus espaldas. «Hace años que no hago bailes privados, he tirado los trajes de enfermera», ha afirmado la joven ante Carlota Corredera.

Entre lágrimas, María se ha lamentado de que toda esta historia pueda pasar factura en su relación con Gustavo. «No tengo Bizum, ni Gustavo ni yo. ¿Dónde están las fotos? ¡Quiero verlas!», ha exigido, apuntando que todos esos mensajes son de hace mucho tiempo. “Entiendo que os encante destruir parejas, pero si llevo años sin hacer esto… ¡Es que no hay ni una foto!”, ha estallado, rota de dolor. Al verla en ese estado, la presentadora ha asegurado que las conversaciones existen, lo que «no podemos comprobar si el baile se realiza o no».

Tras negar una y otra vez que haya vuelto a hacer bailes eróticos, ya que «es una etapa de mi vida que me arrepiento mucho de haberlo hecho», Lapiedra ha afirmado que tiene muchas ganas de “desaparecer”. «¡No por favor, no digas eso!», le ha pedido Corredera, quien no sabía muy bien cómo consolar a la invitada.

Con el »alma rota»

«Esto lo hemos hablado y para mí es una decepción muy grande», dijo Gustavo González al enterarse de la supuesta traición cometida por su futura mujer. Para el colaborador se trata de una «deslealtad» que siembra «desconfianza» y no sabe si podrá recuperar la confianza que necesita: «Tengo el alma rota». ‘Sálvame’ le mostró en detalle los mensajes que María Lapiedra, supuestamente, habría intercambiado con sus potenciales clientes. Para ese trabajo, la bailarina erótica en concreto cobraría 1500 euros, 1000 por adelantado y 500 en el lugar del baile.

Fuente: Leer Artículo Completo