Máxima preocupación (real) en el entorno de Isabel Pantoja por su salud: tienen miedo "a que le pase algo"

La preocupación por Isabel Pantoja y su estado de salud es real en su entorno. A la tonadillera se le ha clavado en el corazón esa intervención de su hijo, Kiko Rivera, en Telecinco. Hasta el punto de que le ha afectado a nivel de salud, como decimos. Es la revista ‘Hola’ la que ha contactado con el entorno de la artista, y son estos los que han mostrado la alarma por hasta qué punto puede hacerle mella.

El confidente con el que ha hablado la mencionada publicación manifiesta: “Tengo miedo a que le pase algo… Esto es más de lo que puede aguantar. Está fatal, hundida… Le cuesta hasta respirar”. Esta última frase, habla de algo mucho más allá de lo emocional, de una somatización física que podría traer consecuencias mayores de las que le pudiera acarrear a nivel económico y judicial todo lo que se está moviendo a su alrededor en estas semanas.

Está fatal, hundida… Le cuesta hasta respirar”

Lo que está viviendo no se lo merece nadie… Siempre ha tenido enemigos pero, ¿su hijo? ¿Que un hijo haga esto públicamente a su madre? Esto va en contra de la naturaleza humana…”, añade la misma, antes de puntualizar que el público no debe perder la perspectiva del motivo que le ha llevado a destrozar así la figura de su madre: “Que a nadie se le olvide, esto su hijo lo está haciendo públicamente solo por un motivo: el dinero“.

En cierto modo sí, pero tal y como él se defendió ante las cámaras, es un dinero que sería suyo. Al menos, eso es lo que espera demostrar. No obstante, ya se presentó ante Jorge Javier Vázquez y demás colaboradores de Mediaset con un buen taco de folios con los que respaldar ese relato desgarrador que nos mantuvo durante cuatro horas pegados a la pantalla.

Lo que sí parece claro es que la relación entre madre e hijo está rota de manera irreparable. No solo porque él mismo haya manifestado que jamás va a poder perdonar a Isabel, sino porque ella tampoco va a olvidar esta exposición de un problema que ya hay muchos, como Alessandro Lequio, que opinan tenía que haberse resuelto en la intimidad familiar.

Fuente: Leer Artículo Completo