Meghan Markle es la Marie Kondo de las 'royals' y tiene los mejores trucos para hacer la maleta

Es raro no haber sentido envidia en alguna ocasión de esas personas que saben hacer los mejores equipajes, meter todo lo necesario en el menos espacio posible y dar una lección de orden a Marie Kondo de cómo viajar con lo justo y sin echar nada de menos. Pues bien, ahora la reina japonesa del orden tiene una rival en el mundo royal: Meghan Markle, que parece tener todos los tips para hacer la maleta perfecta.

Eso se desprende de la biografía de los duques de Sussex recientemente publicada. Según han revelado los autores Omid Scobie y Carolyn Durand en Finding Freedom, cuando Meghan Markle viajó a Botswana con Harry solo llevó una mochila.

“Meghan es extremadamente organizada e inmediatamente impresionó a Harry con sus habilidades para hacer maletas. Ella siempre se ha enorgullecido de ser buena haciendo equipajes, llegando incluso a colocar capas de hojas para la secadora entre su ropa para mantenerla con un olor fresco y, sin importar su destino, siempre trae aceite de árbol de té para picaduras, cortes y granos”, desvelan los autores en las páginas del libro.

Esta no es la primera vez que se comparten públicamente los trucos de la duquesa de Sussex a la hora de preparar equipajes. Antes de comenzar su relación con Harry, Meghan Markle compartió algunos de sus trucos en su blog de estilo de vida The Tig. Para ella, el cuidado personal es el aspecto más importante: “Es fácil ser desordenado, ir de un lado para otro, e incluso sentir nostalgia o enfermar levemente”.

Por eso entre los imprescindibles de la duquesa de Sussex están una cuidada selección de cosméticos en tamaño mini y, curiosamente, un gel hidroalcohólico para manos. Antes de que todo el mundo comenzara a extremar las medidas higiénicas para evitar el coronavirus, Meghan ya lo hacía: “No tengo fobia a los gérmenes, pero cuando subo a un avión siempre uso algunas toallitas para las manos o un aerosol desinfectante de viaje para limpiarlo todo. Eso incluye la pequeña pantalla, la bandeja de servicio y todos los botones alrededor de su asiento”, escribió en su blog.

Meghan Markle también habló del truco que había compartido con ella su amiga, la diseñadora Misha Nonoo, para combatir el jet lag: “Me dijo una vez que si comes en el horario de donde sea que hayas aterrizado, no sentirás desfase horario. Con solo comer una comida a la misma hora que los lugareños del lugar donde aterrizas, engañas un poco a tu cerebro y te mantienes mucho más enfocado y mucho menos malhumorado”. Una costumbre que seguro que ha seguido durante sus viajes con Harry a África y Australia y que tendrá que seguir usando cuando vuele a Reino Unido para visitar a su familia política.




Fuente: Leer Artículo Completo