Parece ‘el bebé jefazo: el príncipe George con chaqueta y corbata desata adoración y desconcierto (¿por qué no llevó la camiseta del equipo?)

La final de la Eurocopa ha sido una noche de emociones para el príncipe Guillermo, Kate Middleton y, sobre todo, el pequeño príncipe George. Con tan solo 7 años ya se puede decir que ha heredado la pasión que su padre siente por el deporte: es presidente de la Asociación de Fútbol, y a menudo está presente en la Copa FA, la competición oficial que organiza el organismo. El pasado 29 de junio, el joven fue noticia por asistir al estadio de Wembley para ver el encuentro entre el equipo alemán y el inglés, ataviado con un traje de chaqueta de lo más formal. En la final, que se celebraba en el mismo lugar, tampoco faltó.

Lo más llamativo de ambas citas es el atuendo con el que el niño ha asistido: una blazer azul marino, camisa y corbata, y pantalones cortos chinos. Los firma Ralph Lauren Kids y están causando sensación en Reino Unido. Ya está agotando las existencias como si de un estilismo viral de Kate Middleton se tratase. Sin embargo, otros han criticado el atuendo por parecerles poco apropiado para un niño y ser demasiado serio para su edad en un partido de fútbol. En el anterior partido su ropa fue prácticamente la misma.

"¿Por qué le visten como al Bebé Jefazo? ¡Que le dejen al niño ponerse una camiseta!", comenta entre la ira y la ironía la escritora Sarah Hagi en Twitter. La respuesta es sencilla y nada inesperada: todo atiende a las estrictas normas de protocolo arraigadas en la familia real británica desde hace generaciones. Los duques de Cambridge ya fueron objeto de críticas en el pasado por llevar a su hijo a Canadá en invierno en pantalón corto, obedeciendo a una tradición que dicta que los niños varones no pueden llevar pantalones largos en público hasta los 8 años. En esta ocasión, el pantalón corto sí que es apropiado para el momento del año, pero no la elegancia del resto del conjunto.

Ataviado de esa forma y acaparando toda la atención, tampoco han sido pocos los usuarios que se han lanzado a comentar que celebra los goles "como un pequeño millonario", tras analizar los vídeos. Durante la primera parte del partido,después de que Luke Shaw le regalara el primer tanto a los ingleses en el minuto 2 –el más rápido en una final de Eurocopa– todo eran risas y alegría. Al príncipe George casi no le había dado tiempo a terminar de cantar con emoción el himno nacional junto a sus padres, cuando ya estaba celebrando ese primer gol.

El abrazo entre el príncipe Guillermo y el pequeño tras el tanto de Shaw, –que el cámara grabó después de saltar de la emoción y recomponerse a tiempo para captarles– sucede casi como si los dos fueran adultos. Acto seguido, George se ajusta la camisa por dentro del pantalón y se recompone momentáneamente, para después abrazar a su madre. El gesto de cariño con Kate fue uno mucho más familiar y ha dejado a los fans de la familia entusiasmados. Tanto es así, que ha sido otro de los asuntos más comentados sobre el príncipe en el partido. “Ver al príncipe George abrazarse con mamá y papá es lo mejor que he visto en todo el año”, comenta con entusiasmo un fan en redes sociales.

Los mencionados protocolos de la familia real británica también les impidenmostrar afecto en público. Forma de actuar que alimentó durante años la creencia popualar de que el príncipe Carlos siempre ha sido muy poco cariñoso con sus hijos –Harry y Guillermo–, por herencia de su padre –el duque de Edimburgo.Por eso el gesto de George con sus padres trasciende más de lo que se podría esperar.

Sin embargo, la alegría no duró demasiado y en el segundo tiempo, con el gol de Italia en el minuto 67 y la tanda de penaltis que le arrancó a Inglaterra la ansiada victoria, el gesto del pequeño se fue torciendo. “Desgarrador. Enhorabuena, Azzurri, por la gran victoria. Inglaterra, has llegado muy lejos, pero desafortunadamente hoy no era nuestro día. Podéis tener todos la cabeza alta y estar orgullosos de vosotros mismos; sé que lo mejor está por llegar. W.”, zanjaba Guillermo en Twitter. Una deportividad que no demostraron algunos jugadores del equipo británico, que se quitaron las medallas de plata frente a las cámaras nada más recibirlas.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo