Penélope Cruz arropa a Marion Cotillard en uno de los días más importantes de su carrera

La 69 edición del Festival de San Sebastián ha dado el pistoletazo de salida juntando en un mismo escenario a dos de las actrices más prestigiosas del cine europeo: Penélope Cruz y Marion Cotillard. En la gala inaugural del certamen, la actriz española ha sido la encargada de entregar el Premio Donostia a su amiga y compañera francesa, con la que coincidió trabajando durante el rodaje del musical ‘Nine’. Desde el escenario del Kursaal, Penélope Cruz dio la bienvenida a Marion Cotillard, quien se mostró muy emocionada de recibir esta distinción de manos de la de Alcobendas. De hecho, hasta que no entró al escenario, la ganadora de un Oscar por ‘La vida en rosa’ desconocía quién iba a ser la persona encargada de entregarle el galardón, por lo que la sorpresa fue todavía mayor. «No me lo esperaba en absoluto, quiero mucho a esta mujer», afirmó la premiada.

Cruz, que se mostró muy cariñosa con Cotillard, llegando incluso a enjugarle las lágrimas y fundirse en un cálido abrazo con esta, le dedicó unas tiernas palabras. «Siempre ha sido una compañera muy generosa conmigo, siempre cercana y noble, pero, a la vez, llena de misterios, inspiradora para muchas actrices y artistas de todo el mundo”, dijo la recientemente galardonada con la Copa Volpi a la mejor actriz. A su vez, destacó que las tres virtudes que definen a Cotillard son “bondad, verdad y magia”.

Implicada con las causas sociales

Marion Cotillard, a su paso por el certamen, aparte de recoger este premio honorífico, aprovechará para presentar ‘Bigger Than Us’, un documental, dirigido por Flore Vasseur, que retrata el mundo del activismo por todo el mundo y que supone el debut como productora de la actriz francesa. Sobre si su implicación en este proyecto se debe a una responsabilidad social, Cotillard señala: “No sé si es responsabilidad o más bien necesidad. Ojalá no hubiera que luchar contra el sistema, contra las desigualdades, pero debo hacerlo. Uso el poder que tenemos los personajes públicos para poner el foco en, por ejemplo, esos activistas, o en problemas sociales. De alguna manera devuelves la repercusión mediática que recibes. Me gusta ayudar y apoyar a la gente. Y lo hago feliz. La responsabilidad me llega de otra manera, esa la vivo en el rodaje”.

Por su parte, desde su llegada a San Sebastián, Cotillard también ha hablado sobre la importancia del activismo feminista. “La subordinación de la mujer, desde hace pocos años, ya no se puede mantener. Nunca se pudo soportar, pero con el MeToo ya ni se mantiene; me congratulo de vivir este momento. Hoy una mujer sabe que puede tener el respaldo de una comunidad de hombres y mujeres. Hoy ya hay acciones que no se toleran. La mujer está logrando una revolución merecida”, apunta ilusionada.


Fuente: Leer Artículo Completo