Por qué no es tan extraño ver a Angelina Jolie salir de casa de su ex, Johnny Lee Miller

Angelina Jolie y su prole estuvieron recientemente de excursión en Nueva York, celebrando en diferido el cumpleaños de la actriz, que cumplió 46 años el día 4 de junio. Era el punto final a unos días de celebraciones, que arrancaron cuando sus seis hijos (Maddox, Pax, Zahara, Shiloh y los mellizos Vivienne y Knox, de mayor a menores) la sorprendieron hace una semana en Los Angeles con una cena sorpresa. Y que tuvo un capítulo que ha llamado la atención de los medios: la visita de Jolie a su primer exmarido, el actor Johnny Lee Miller, durante ese viaje a Nueva York. Con una botella de vino bajo el brazo.

El reciente reencuentro entre otros dos ex de recorrido, Ben Affleck y Jennifer Lopez, ha llevado al mundo a pensar que Jolie podía unirse a Ben y J.Lo en una nueva tendencia sentimental: volver con tu ex de hace más de 20 años. Además, Miller se divorció por segunda vez en 2018, de la también actriz Michele Hicks. Jolie sigue divorciándose de su tercer marido, Brad Pitt, con bastantes tribunales de por medio. Pero la visita, independientemente de lo que pueda traer el futuro, tiene otras lecturas.

La primera es que Miller y Jolie son amigos desde hace años. Su matrimonio fue una cosa atolondrada y noventera, un amor nacido en el rodaje de una peli igualmente atolondrada y noventera, Hackers. Que duró desde 1996, cuando se estrenó la peli por la que más recordamos a Miller (Trainspotting) hasta 1999, cuando se estrenó la peli que le daría un Óscar a Jolie (y su tercer Globo de Oro, también: Inocencia Interrumpida).

Cuando se casaron, ella tenía 21 años y él 23 años, recién cumplidos ambos. La cermonia, seis meses después de conocerse, fue civil. Jolie se plantó embutida en unos pantalones de vinilo que no habrían desentonado en ningún kilómetro del litoral valenciano; y una camiseta que en la espalda llevaba escrito el nombre de su inminente marido. En sangre. En sangre de Angelina Jolie. Aunque la actriz garantizó al New York Times que fue muy cuidadosa a la hora de extraer ese material para su outfit de novia.

Eso fue entonces. Con el cambio de siglo la expareja continuó siendo muy amiga –algo que ambos han reconocido en múltiples ocasiones. Miller, en una entrevista en 2017, contestaba abiertamente que a su ex le une todavía una gran amistad–, y se da la circunstancia de que Buster Taylor Miller, el hijo de Miller y Hicks, es bastante amigo de Knox Jolie-Pitt, el menor de los hijos de Angelina, de 12 años. En People contaban que ambos chavales estaban en el piso cuando Jolie hizo la visita, y que de momento no deberíamos leer entre líneas más que lo hemos visto: una excursión de Jolie con sus hijos a Nueva York y la oportunidad de visitar allí a viejas amistades.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo