¿Por qué Paula Echevarría es blanco recurrente de los ‘haters’?

Da igual lo que haga o diga. Cómo pose o qué ropa elija para ponerse ante sus ‘followers’. Si abre la boca o la mantiene cerrada. Da lo mismo, porque Paula Echevarría se ha convertido en uno de los blancos nacionales que más ataques recibe de los ‘haters’. También es de las que no se calla y trata de hacerles frente a golpe de respuestas irónicas o de cortes épicos. Porque esta especie que prolifera en el universo de las redes sociales ni siquiera está dispuesto a dejarle pasar el embarazo en paz.

Su último cara a cara con ellos sucedía este fin de semana. No explicaba cuál había sido el comentario concreto que le había llegado al alma, pero por sus palabras se deduce que alguien trató de decirle cómo tenía que llevar este embarazo. Y recordemos que, aunque hace más de una década, ella ya pasó por uno y sabe de qué va la experiencia…

Vive y deja vivir“, era lo primero que lanzaba al mundo a través de sus ‘stories’ para, posteriormente, ser un poco más extensa en esa petición de que se la deje en paz. “Ojalá todo el mundo que se dedica a dar lecciones y decirte cómo tienes que vivir o dejar de vivir tu vida lo hagan, al menos, la mitad de bien de lo que hablan”, se podía leer junto a una imagen más que clarificadora de cómo siente que se la observa, publique lo que publique.

Pero, como decimos, los ataques se han convertido en una constante (desagradable) en su vida. Más allá de los rumores sobre posibles bodas o embarazos, Paula ha tenido que hacer frente en los últimos años a faltas de respeto. Y tiene paciencia, pero, en ocasiones, esta termina por agotarse y explota. Normal. Por muy ‘influencer’ que una sea, antes de eso es humana, y hay comportamientos que no hay quien los aguante (no hay por qué soportarlos).

Pongamos un ejemplo. En julio de 2018, publicó una foto desde el ‘backstage’ de las Sweet California, tras un concierto en Marbella. La avalancha de chascarrillos desagradables no se hizo esperar. ¿Su reacción? Colgar una foto en bikini, espectacular, mostrando la felicidad que impregnaba su día a día y lanzar un mensaje claro a los que se habían dirigido a ella de manera descortés: “¡Besos para todos! Hasta para los que les ofende tanto todo lo que hago y digo.. ¡Bueno, para esos más, porque vaya sufrimiento lleváis!”.

https://www.instagram.com/p/Blk4XsnlOTz/

Una publicación compartida de ᴘᴀᴜʟᴀ ᴇᴄʜᴇᴠᴀʀʀɪᴀ (@pau_eche)

Algo similar pasó este verano, poco antes de que anunciara ese embarazo. A las críticas por su físico, ella se limitó a colgar unas imágenes en en traje de baño y preguntando a sus ‘followers’ si les gustaba más en color o en blanco y negro. Puestos a opinar, que sea de algo que le puede ser de utilidad a ella para esa imagen que proyecta como ‘influencer’.

https://www.instagram.com/p/CCdVYtgKEXq/

Una publicación compartida de ᴘᴀᴜʟᴀ ᴇᴄʜᴇᴠᴀʀʀɪᴀ (@pau_eche)

En 2019, también en verano, no se anduvo con contemplaciones a la hora de contestar de manera rotunda a un usuario de Instagram que entró en valoraciones de su cuerpo. La imagen criticada era, de nuevo, en bikini. Disfrutando a remojo, sin nada aparente que invitase a cebarse con una Echevarría que a aguantado afrentas de todos los colores posibles.

https://www.instagram.com/p/B0QfTnHoJuV/

Una publicación compartida de ᴘᴀᴜʟᴀ ᴇᴄʜᴇᴠᴀʀʀɪᴀ (@pau_eche)

Has perdido tono muscular y estás reteniendo líquidos. Seguramente se deba a falta de ejercicio derivado, la alimentación y la gestión del estrés”, era la crítica que se llevaba ella… y que respondía así: “Con todo eso soy más feliz que nunca, ¿qué te parece?”. Obviamente, el ‘hater’ no tuvo más que decir…

Lo cierto es que, feliz como está desde hace casi tres años al lado de Miguel Torres, con todos sus problemas con David Bustamante formando parte de su pasado y esperando ese bebé, parece que no es otra cosa que la felicidad y la estabilidad que ha logrado lo que provoca que Paula sea uno de los blancos más fáciles para quienes se esconden detrás de un ‘nick’ para realizar estos ataques.

Fuente: Leer Artículo Completo