Rafael Amargo se defiende de la polémica en Domingo Deluxe: “Hay una mano negra”

  • Rafael Amargo defiende su inocencia.
  • María Patiño explica el motivo de su ausencia en la entrevista de Rafael Amargo. La presentadora mantiene una guerra abierta con el bailaor.

    Era la entrevista más esperada desde hace semanas. Rafael Amargo ha cumplido, por fin, su palabra, y se ha sentado en ‘Domingo Deluxe’ después de dar plantón al programa en la que iba a ser su primera entrevista tras la polémica. Tras dos ocasiones en las que el bailaor se iba a sentar en el programa, por fin habla con Jorge Javier Vázquez. El artista se sienta por primera vez en el programa de Telecinco meses después de ser detenido como presunto autor de delitos de tráfico de drogas y pertenecer a una organización criminal, y está dispuesto a explicarlo todo. A la tercera va la vencida, y por fin Rafael Amargo se ha sentado para defender su verdad sobre lo sucedido.

    Lo primero que ha querido dejar claro es que “no os dejé plantados, el contrato no estaba firmado y yo no estaba preparado en mitad del proceso judicial. Estaba triste y nervioso“. “La gente que me quiere está preocupada, mi familia y mis amigos se reunieron conmigo para decirme que tenía que ingresarme y descansar”, asegura.

    Amargo cree que “hay una mano negra” detrás de sus informaciones: “Tengo la sensación de que hablan de otra persona, ¿Qué fiestas?”. No ha dudado en defender su inocencia, una vez más. “Es una cosa muy seria y voy a tener que sufrir un tiempo“, confiesa, “soy inocente, pero muchos ya me han condenado sin haberse producido el juicio”.

    “Estoy muy tranquilo”

    El bailaor asegura estar calmado: “Desde mi corazón siento que he sido una víctima con todo este tema”. “Alguien se lo ha tenido que inventar”, apuntilla Rafael Amargo, “al final del túnel veremos la guinda del pastel”.

    Uno de los momentos más duros fue cuando su hijo León vio su detención: “Ese es mi padre, mi padre es muy bueno…(decía) Las cosas de un hijo que sabe quién es su padre”, confiesa el bailaor.

    “En mi casa no se vende droga, se vende alegría”

    Ha hecho balance y considera que tiene que hacer ciertos cambios en su vida: “Tengo que empezar a filtrar más toda la gente que meto en casa”. “He tenido que prohibir a mucha gente la entrada a mi casa”, añade.

    “Mi suegra en Argentina se enteró de que me habían detenido antes de que lo hicieran”, ha asegurado. Unas palabras que han sorprendido a los colaboradores del Deluxe. ¿Quién publicó esa información? “Cuando me detuvieron, hasta la policía estaba extrañada de que la prensa estuviera allí”.

    Asegura que hace 7 años que “no me meto una raya de cocaína”: “Ahora estoy en la Universidad de Barcelona haciendo un master de drogodependencia”. Tampoco ha tenido tapujos a la hora de hablar de dinero: “He pasado y paso apuros económicos pero no estoy en la ruina”, confiesa. Y no ha dudado en explicar el retraso de los pagos a los bailarines de su compañía, asegurando que solo espera a cobrar por su espectáculo para pagarles después.

    Fuente: Leer Artículo Completo